Steve Heapy. CEO de Jet2.com y Jet2holidays

“Vamos a seguir invirtiendo en la Costa del Sol porque amamos este destino”

  • La aerolínea británica ha pasado en cinco años de ser la décima compañía más importante del aeropuerto de Málaga a la quinta y aumentará de nuevo sus vuelos en verano e invierno

Steve Heapy posa en el hotel Amaragua de Torremolinos momentos después de esta entrevista. Steve Heapy posa en el hotel Amaragua de Torremolinos momentos después de esta entrevista.

Steve Heapy posa en el hotel Amaragua de Torremolinos momentos después de esta entrevista. / A. R.

El crecimiento de la línea aérea de bajo coste británica Jet2.com está siendo espectacular en la Costa del Sol. En solo cinco años ha pasado de ser la décima compañía más importante en el aeropuerto de Málaga a la quinta, duplicando sus pasajeros hasta los 766.264 conseguidos el año pasado según los datos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). Lleva 15 años operando en el aeropuerto malagueño, hace 10 años creó un touroperador llamado Jet2holidays, con más de 200 hoteles contratados en la Costa del Sol, y tiene un programa de alquiler de villas con un centenar en la provincia malagueña. Su consejero delegado, Steve Heapy, estuvo ayer en el hotel Amaragua de Torremolinos para exponer a más de un centenar de expertos turísticos los planes de su compañía y concedió una entrevista a este diario.

–¿Qué planes tiene su empresa para la Costa del Sol?

–Nuestro principal proyecto es seguir incrementando el negocio en la Costa del Sol. Estamos invirtiendo en este destino con más vuelos y nuestro touroperador también está creciendo. La experiencia es fantástica.

–¿Cuántos vuelos más van a poner entre Reino Unido y Málaga?

–Este verano tenemos programados 70 vuelos a la semana con más de 13.000 pasajeros, mientras que para el próximo verano vamos a incrementar la frecuencia a 75 vuelos a la semana con capacidad para trasladar a casi 15.000 pasajeros. Tenemos nueve bases en Reino Unido de las cuales dos están en Escocia, una en Irlanda del Norte, una en el noreste, otra en el noroeste, una en la zona media y otra en el aeropuerto londinense de Stansted. En invierno también tenemos planes de crecimiento para la Costa del Sol, por lo que somos una compañía que invierte en Málaga tanto en verano como en invierno. Amamos la Costa del Sol [se ríe].

–Ha comentado en su ponencia a los empresarios turísticos que han descendido mucho las falsas denuncias por supuestas enfermedades gástricas. ¿Cómo está la situación?

–Nuestra empresa ha estado peleando contra esas falsas enfermedades, el Gobierno británico ha cambiado las reglas sobre las reclamaciones y se está teniendo éxito. En 2016 se presentaron 1.999 denuncias por supuestas enfermedades gástricas, en 2017 bajaron a 1.325 y en lo que va de 2018 van 85 denuncias. Esta situación ha sido mala para los touroperadores y para los hoteles y afortunadamente estamos ganando la guerra. Seguiremos luchando.

–¿Qué importancia tiene la Costa del Sol para el mercado turístico británico?

–Es muy importante. Es un destino muy tradicional que los británicos llevan visitando muchos años. La gente se siente cómoda en la Costa del Sol y eso no ocurre en todos los destinos. La gente es agradable y encima es soleado, por eso se llama la Costa del Sol [se ríe]. Nosotros vivimos en la fría y húmeda Gran Bretaña. Los británicos quieren sol y este destino es perfecto para eso. Nos encanta el sol, la playa está fantástica, los chiringuitos, hay muchos campos de golf... Los británicos saben que pueden hacer muchas cosas aquí y por eso ponemos más vuelos, trabajamos con más hoteles y seguimos pidiendo a más que nos apoyen.

–Destinos como Egipto, Turquía o Túnez se vinieron completamente abajo por ataques terroristas y ahora vuelven a recuperar terreno. La Costa del Sol ha captado a muchos de los turistas que tradicionalmente iban a esos países. ¿Cree que Málaga puede perder ahora muchos turistas por esa reactivación?

–Otros touroperadores sí están reduciendo sus vuelos a España y los están trasladando a esos países mediterráneos. Nosotros, sin embargo, vamos a seguir creciendo en España y en la Costa del Sol.

–¿Debe la Costa del Sol preocuparse por ese impulso de otros países?

–Esos destinos tienen un valor alto, con buenos hoteles que atraen a los consumidores. Habrá correcciones en los mercados porque siempre se viven ciclos. Los hoteles españoles son una gran industria, pero hay años buenos y otros que no lo son tanto. Nosotros vamos a trabajar con los directivos de los hoteles malagueños para gestionar estos ciclos.

–¿Cree que el Brexit afectará al turismo en la Costa del Sol?

–El Brexit es el tema del que todo el mundo habla. Tenemos buenas perspectivas porque el Gobierno británico está trabajando duro para asegurar las necesidades que tenemos para que pueda seguir habiendo presencia en la Costa del Sol. No me puedo imaginar una situación en la que se frene la relación entre Reino Unido y España. Necesitamos el apoyo de los hoteleros y del gobierno español. Creo que el impacto turístico en la Costa del Sol será pequeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios