La Costa del Sol vuelve a batir su récord histórico de turistas e ingresos en 2007

  • A Málaga llegaron el pasado año 9.518.000 turistas que gastaron 4.234 millones de euros en el destino, pese a ser un ejercicio marcado por el alza del Euríbor o por la subida del precio del petróleo

4,2%

Con la Costa del Sol no hay quien pueda. Ni aumentos del Euríbor, ni subidas desmesuradas del precio de los carburantes, ni otros destinos competidores más baratos. En 2007, Málaga volvió a batir su récord turístico, dejando el listón aún más alto si cabe. Y ya van varios años seguidos. El año pasado llegaron a la Costa 9.518.000 turistas, un 2,73 por ciento más que en 2006. Estos viajeros se gastaron además en la provincia 4.234 millones de euros -sin incluir el transporte-, casi 500 millones de euros más que en 2006, según el balance realizado por el Patronato de Turismo de la Costa del Sol que fue presentado ayer.

Juan Fraile, presidente del organismo, no podía ocultar su satisfacción. "Podemos decir que el 2007 ha sido un año de referencia porque todos los parámetros han tenido un comportamiento positivo, pese a que a priori no nos encontrábamos en el mejor escenario posible", dijo en alusión a la incertidumbre económica que azota España y Europa, nuestros dos principales clientes turísticos. Rafael Fuentes, gerente de la Sociedad de Planificación y Desarrollo (Sopde), también mostró su sorpresa ante los datos. "A principios del año pensábamos que íbamos a crecer de forma moderada pero hemos superado con creces nuestros objetivos", señaló.

Tanto Fraile como Fuentes consideran que el principal aval de la Costa del Sol es el grado de fidelidad que tienen los turistas con este destino, pues la mitad de los viajeros encuestados por la Sopde y otros organismos aseguran que ya habían venido a Málaga con anterioridad en al menos dos ocasiones.

El turismo español sigue liderando el número de viajeros, aunque este año los europeos no le han ido a la zaga. El mercado británico ha tenido un leve crecimiento -de un 0,3 por ciento- pero sigue siendo el segundo en volumen. La mejor noticia ha sido la recuperación del turismo alemán -el tercero en importancia- que, tras unos años de descenso por la ralentización económica de ese país, está regresando a Málaga. En 2007 vinieron un 4,2 por ciento más de turistas germanos. Pero se está diversificando el origen de los viajeros. Fuentes destacó que el pasado año hubo crecimientos por encima del 10 por ciento del mercado danés, ruso, holandés, sueco y francés, si bien ha habido ligeros retrocesos del suizo y el austríaco.

Estos números y la fortaleza ante la adversidad que parece demostrar la Costa del Sol hacen ser optimistas a los gestores del Patronato de Turismo de cara al presente año. "Si en marzo o abril se consigue que algunas de estas incertidumbres, como el precio del petróleo o el Euríbor, estén a la baja tengo la tranquilidad de que vamos a tener un buen 2008", auguró Fraile, mientras que Fuentes estimó que el sector turístico podría crecer en torno a un 3 por ciento este año. Si se confirma, Málaga podrá seguir viviendo del turismo durante muchos años porque no parece tener freno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios