La Costa del Sol se prepara para otro verano histórico

  • El destino consolida la recuperación del turista nacional, que supone la mitad de los 5,6 millones de visitantes previstos

La Costa del Sol atraerá este verano a 5,6 millones de turistas entre los meses de junio y septiembre, lo que supone en torno a un 4,5% más de los que llegaron en el mismo periodo del año pasado. En lo económico, estas cifras se traducirían en un impacto de 5.200 millones de euros durante el verano, según las previsiones de Turismo Costa del Sol. El destino continua así la tendencia al alza y consolida, además, la recuperación del mercado nacional, al que corresponderían la mitad del total de viajeros, aproximadamente.

De hecho, durante el verano, el incremento será más intenso en el caso de los españoles, con un incremento del 5,3% del turismo nacional que, según Turismo Costa del Sol, ya "ha vivido un nuevo despegue" en la primera parte del año. Los visitantes extranjeros, por su parte, experimentarán una subida del 3,9%.

Estas cifras auguran que 2015 será "un año récord", tal y como subrayó ayer el presidente de la Diputación Provincial y de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, para quien "hay razones sobradas para estar satisfechos y con ciertas expectativas".

Así, calificó como "históricas" las previsiones para este verano, que prolongan la tendencia alcista de 2014, cuando se logró alcanzar un récord en el número de visitantes y en impacto económico. De este modo, para estos meses, las previsiones apuntan a crecimientos positivos en todos los indicadores. Desde la entrada de viajeros por el aeropuerto (un 1,3% más) a los alojados en hoteles (un 2,1% más) y en establecimientos no reglados, que experimentarán una subida del 14,8%.

La subida se fundamenta además, en otros factores, entre los que Bendodo destacó el hecho de que las compañías aéreas hayan programado para la temporada estival más de 69.300 vuelos comerciales y 12 millones de plazas, lo que supone un 1,5% más en el número de operaciones y un 2,1% en el de asientos. El destino también espera "aprovechar un alentador escenario macroeconómico" en los mercados internacionales, tanto los emisores estratégicos y tradicionales, como en los emergentes.

En cuanto al empleo, el director de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal, indicó que la actividad turística genera unos 90.000 puestos de trabajo directos en la provincia de Málaga, que se mantendrán de cara al verano. Con todo, la Costa del Sol confía en cerrar 2015 con un total de 10,5 millones de turistas y 11.400 millones de euros de impacto económico. "Esperamos continuar con la tendencia positiva que se ha instalado en nuestro destino desde hace ya casi tres años", afirmó Bendodo, que destacó "la imagen pública de fortaleza" de la Costa del Sol como destino turístico.

Por último, el presidente la Diputación señaló la capacidad de la Costa del Sol para atraer a los turistas que desisten de viajar a destinos competidores extranjeros que atraviesan una "cierta inestabilidad", como el caso de Túnez. En este sentido, comentó que "el turismo huye" de estas zonas y sostuvo que la provincia tiene que "jugar un papel importante" no para "captar puntualmente" a estos turistas, sino para "fidelizarlos". Asimismo, subrayó "la ventaja" de que la mayoría de los turistas que visita el destino afirma que lo recomendaría, por lo que, a su juicio, hay "mucha esperanza" de que estos visitantes "se puedan consolidar en el futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios