Costas activa la obra del paseo marítimo hasta la Térmica con seis años de retraso

  • Saca a información pública el proyecto para la construcción de 90 metros de trazado, cuyo coste ronda los 588.000 euros

El paseo marítimo de poniente acabará llegando hasta el espigón de la Térmica como poco seis años después de cuando estaba previsto. La Dirección General de Costas acaba de reactivar el proyecto de construcción otros 90 metros de esta senda litoral con el fin de prolongar su trazado hasta los terrenos situados frente a la antigua central térmica. Una localización a la que tendría que haber llegado a mediados de 2009, cuando se culminaron los trabajos de ejecución del paseo desde calle Almonte.

De hecho, según el mismo anuncio de licitación de esta actuación, finalmente adjudicada en 1,7 millones de euros, la intervención a materializar en aquellos meses anunciaba la extensión de la infraestructura desde la mencionada calle hasta el espigón de la Térmica, punto al que nunca llegó. El nuevo paso dado ahora por el organismo estatal contempla darle continuidad a lo largo de 90 metros, con una anchura de 27 metros. Esta nueva traza, de acuerdo con el proyecto constructivo, mantendrá el diseño de lo ya desarrollado en fases anteriores, y su ejecución tiene un valor inicial algo superior a los 588.000 euros, con un plazo de materialización de ocho meses.

Así consta en el trabajo elaborado por la consultora Estudio 7 Andalucía, documento que data del año 2012 y que acaba de ser expuesto a información pública por parte del organismo estatal. La vigencia de este trámite es de veinte días a contar desde su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga, con periodo en el que se abre la opción a que todos los interesados puedan presentar alegaciones y observaciones al documento.

Una superado esta fase de la tramitación, y contestadas las alegaciones, si las hubiera, Costas estaría en disposición de dar luz verde al proyecto y, posteriormente, licitar la actuación. La novedad fue recibida ayer de manera muy positiva por el equipo de gobierno del PP. Muestra de ello es que la concejala de Playas, Teresa Porras, fue contundente al avalar el paso adoptado por el Gobierno central. "Una vez más el Gobierno del PP nos va a hacer el paseo marítimo que no quiso hacer Zapatero", afirmó. Lo que elude la edil del PP es que esta determinación, en caso de que finalmente se materialice, tendrá lugar más de seis años después y justo en la antesala de las elecciones generales del próximo mes de noviembre.

Porras, precisamente, fue uno de los personajes protagonista de la encendida polémica que los trabajos del paseo de poniente generó a principios de 2009. Suya fue la idea de instalar una valla de importantes dimensiones (costó unos 5.000 euros) en el paseo marítimo con el fin de denunciar la negativa del Ministerio de Medio Ambiente, en aquel momento bajo gestión del PP, de llevar el trazado hasta el espigón de la térmica.

Pero junto al gesto de la edil del PP fue llamativo el rifirrafe dialéctico que personalizaron en el Congreso de los Diputados los representantes del PP y del PSOE por la provincia, Celia Villalobos y Miguel Ángel Heredia, respectivamente. El conflicto se produjo ante la presentación de una proposición para exigir al Gobierno que culminase íntegramente la segunda fase del paseo, que finalizaba en La Térmica, y avanzase en los trámites de una tercera etapa hasta la zona de Sacaba Beach.

En el debate parlamentario, Villalobos recordó que el proyecto que en ese momento estaba llevando a cabo Medio Ambiente no se correspondía con lo programado. "El ministerio ha dejado 110 metros lineales sin terminar, es decir, las obras que se están realizando en este momento en el paseo marítimo no llegan hasta la Térmica", afirmó la ex alcaldesa de Málaga.

Una merma que ahora puede tener solución con el movimiento realizado por Costas. Lo que sigue quedando en el aire son los plazos de terminación del paseo hasta Sacaba Beach. Esta intervención, que pasaría a engrosar una tercera fase de la actuación, fue objeto del acuerdo alcanzado por el PP y el PSOE en el Congreso en abril de 2009, sin que hasta la fecha se haya actuado en este sentido. Una de las razones de la demora era la titularidad de los terrenos, hasta hace apenas unos meses en manos privadas.

Respecto a este punto, fuentes de la Demarcación de Costas aclararon que esta pieza no corresponde al organismo estatal, sino a los promotores del plan parcial de la Térmica, objeto de un reciente convenio urbanístico entre el Ayuntamiento y Endesa, mediante el que el Consistorio recibe del orden de 39.000 metros cuadrados de sistema general localizados en la playa y sobre los que se proyectará la llegada del paseo de poniente hasta la desembocadura del Guadalhorce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios