Costas arreglará seis playas de la provincia antes del inicio de la Semana Santa

  • Los trabajos comenzarán la próxima semana y se prevé que serán necesarios más de 100.000 metros cúbicos de arena

Este invierno no ha sido uno de los más duros, pero aún así algunos puntos del litoral malagueño se han visto seriamente afectados por la embestida del viento de levante. La Demarcación de Costas de Málaga quiere que las playas estén a punto antes de que empiece la Semana Santa y en las próximas semanas regenerará las seis más dañadas, con un aporte que superará los 100.000 metros cúbicos de arena.

Los trabajos comenzarán previsiblemente la semana que viene y el primer punto donde se actuará será la playa de Ferrara en Torrox. Es una de las que siempre se lleva la peor parte tras un temporal y el pasado mes de diciembre llegó a desaparecer por completo, a pesar de que en la temporada estival suele tener alrededor de 60 metros.

Las rachas de viento de hasta 62 kilómetros por hora y las olas de más de dos metros de altura arrancaron las duchas y las tuberías de abastecimiento de esta playa, por lo que quedó prácticamente inutilizable. Según explicaron ayer a este periódico fuentes de Costas, está previsto que se viertan unos 20.000 metros cúbicos de arena, ya que los áridos que se echaron justo antes del último temporal desaparecieron.

Las playas de La Caleta y Guadalmar de Málaga capital serán la siguientes en recibir los aportes de arena antes del comienzo de la Semana Santa y la llegada de los primeros turistas a la costa. La primera de ellas también llegó a desaparecer por el fuerte viento de levante que sopló en la ciudad durante varios días consecutivos el pasado mes de diciembre.

El resto de las playas donde la Demarcación de Costas tiene previsto actuar durante las próximas cuatro semanas son las de Arroyo de la Miel en Benalmádena, y la Fontanilla y Casablanca en Marbella.

Los volúmenes de arena que se verterán en cada una de estas playas dependerán del estado que presenten en el momento de empezar los trabajos, aunque Costas calcula que oscilarán entre los 15.000 y 20.000 metros cúbicos. Los áridos empleados este año para regenerar el litoral de la provincia procederán en su mayoría de los cauces de los ríos Benamargosa, Guadalhorce, Guadalmedina, Verde, Guadalmansa y Guadiaro.

El comienzo de los tareas de regeneración del litoral malagueño estaba previsto para finales de enero, aunque aún se está a la espera de la aprobación del plan de seguridad de estas obras que la Dirección General de Costas ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Contrat y Aristerra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios