Costas cifra en 3 millones el arreglo de la playa de los Baños del Carmen

  • La construcción de un espigón y el vertido de 80.000 metros cúbicos de arena se abaratarán en medio millón respecto a la previsión inicial

Unos 3 millones de euros estima la Demarcación de Costas de Málaga que costará arreglar la playa del entorno del antiguo balneario de los Baños del Carmen y la construcción de un espigón que la proteja. Los técnicos del organismo dependiente de Medio Ambiente, que aún trabajan en desgajar la parte de la obra marítima del plan especial de rehabilitación de toda la zona que acordó con el Ayuntamiento de la capital en 2010, calculan un ahorro aproximado de medio millón de euros respecto a la previsión de inversión que se hizo en su momento debido al abaratamiento de la arena que se pretende verter en la playa.

Así lo explicó el jefe de Costas, Ángel González, que adelantó que en abril se habrá terminado de rehacer el proyecto elaborado hace unos seis años para poder licitar la obra marítima prevista en el entorno de los Baños del Carmen de la capital este mismo año, una decisión que fue adoptada por el Ministerio de Medio Ambiente a principios de este año ante el retraso que acumula la rehabilitación de este espacio por las desavenencias con los actuales concesionarios y por falta de financiación.

Para no dilatarlo más, Costas acometerá en solitario la obra, en la que no estará incluida la ampliación del paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso con Pedregalejo, y que consistirá en la construcción de un espigón en forma de l, que tendrá una parte sumergida y otra superficial para proteger la zona de los Baños del Carmen frente a los temporales de poniente. La actuación, en la que también se incluirá el vertido de unos 80.000 metros cúbicos de arena para estabilizar la playa, fue valorada inicialmente en unos 3,5 millones de euros, de los casi 13 millones de euros en los que se estimó inicialmente el plan especial acordado entre el Ayuntamiento y Costas.

La idea inicial es que el proyecto separado esté listo en dos meses como máximo, si bien antes se deberá hacer otra vez un estudio batimétrico para determinar la línea de profundidad de la zona donde se va a actuar en previsión de que en estos años haya cambiado. Además, aún no está claro si este el proyecto debe pasar nuevamente el trámite de evaluación ambiental al haber transcurrido ya varios años desde que se diseñó y aprobó el original.

Costas tendrá, por tanto, que elaborar un estudio en el que se especifiquen los pormenores de la obra y justificar que no es necesario que sea de nuevo analizado por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del propio Ministerio, con lo que se evitaría un retraso de entre tres y seis meses. Una vez que se termine esa fase de previa, los planes de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar son iniciar la maquinaria administrativa para poder licitar la obra este mismo año para no dilatar por más tiempo el arreglo de esta zona que lleva 20 años paralizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios