Costas teme que las playas no estén listas para la Semana Santa

  • En el campo, los cítricos y el olivar han sido dañados pero hay que esperar a que se sequen

Si sigue lloviendo difícilmente las playas malagueñas estarán listas para la Semana Santa. La Demarcación de Costas teme que no dé tiempo a eliminar la suciedad y a arreglar los daños que los últimos temporales de lluvia y viento han provocado en el litoral porque apenas queda un mes para que comience la temporada turística. Aún no se habían terminado de retirar los casi 25.000 metros cúbicos de restos de cañas que los ríos habían arrastrado a las playas tras las últimas lluvias, cuando este último temporal obligará otra vez al organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente a actuar en toda la costa. El responsable de Costas, Francisco Javier Hermoso, reconoció ayer que "apenas hay margen" y que para intentar llegar a tiempo "trataremos de ir limpiando las playas a medida que se van adecuando con la arena que necesitan".

Pero todavía ni siquiera se han podido evaluar los daños del temporal de levante del pasado fin de semana porque el mal tiempo no ha dado tregua y "habrá que darle un tiempo razonable para ver si el propio mar vuelve a dejar la arena en su sitio", señaló. Las playas de Marbella se han llenado de malezas y cañas en la desembocadura de los cauces. Antonio Espada, concejal de Medio Ambiente y Limpieza, criticó ayer la "dejadez de funciones" de la Agencia Andaluza del Agua, entidad encargada de la limpieza de los cauces. Si bien ayer la lluvia dio un cierto respiro, las redes de saneamiento de fecales y pluviales se levantaron otra vez, arrastrando consigo toda la arena y dejando al descubierto la roca hasta el mar.

En Estepona también se han acumulado numerosas cañas y residuos en las playas por la crecida de los ríos. Entre las zonas más afectadas destaca la playa de El Padrón, donde se ha perdido una importante cantidad de arena, así como la playa de Guadalobón e incluso la céntrica playa de La Rada, en la que los operarios trabajaban ayer para tratar de paliar las consecuencias del temporal. En el caso de El Saladillo, una vez más, el temporal ha dejado al descubierto la red de saneamiento.

En Rincón de la Victoria las playas más afectadas han sido las de Torre de Benagalbón y La Cala del Moral, junto a la desembocadura del arroyo Totalán, que ha quedado cubierta de piedras como consecuencias de los sedimentos que arrastró el cauce. En Vélez-Málaga, la zona más afectada ha sido la más occidental. Las playas de Benajarafe, Valle Niza y Torre del Mar en el límite del cauce del río Vélez han sufrido pérdidas importantes de arena. El edil del área, Antonio López (PSOE) se ha puesto en contacto con Demarcación de Costas para que junto al personal del Ayuntamiento "puedan tener las playas en las mejores condiciones de cara a la Semana Santa".

En Fuengirola, la zona del litoral más castigada ha sido la playa del castillo Sohail. Debido a la desembocadura del río Fuengirola, que se encuentra a escasos metros, la playa se ha visto cubierta de cañas. Fuentes municipales indicaron ayer que los Servicios Operativos del Ayuntamiento trabajan desde el lunes en la retirada de las mismas con el fin de que el espacio turístico esté en perfectas condiciones el próximo fin de semana. En Mijas la playa de El Bombo presenta un desnivel de dos metros, a lo que se suman las numerosas palmeras que han sido arrancadas por el viento de los últimos días. De hecho, el Ayuntamiento también se vio obligado a retirar algunos de los aparatos biosaludables y casetas de socorrismo.

En el campo aún no se saben las consecuencias. Javier Ciézar, presidente de Asaja, señala que "en Cártama hay árboles cítricos inundados y en el olivar hay miles de aceitunas en el suelo", aunque precisó que no se tendrá un conocimiento real de las pérdidas hasta que paren las lluvias y se sequen los terrenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios