Coto al ruido en el Centro y en Teatinos

  • Diecisiete sonómetros recogerán en los próximos meses la contaminación de las calles más conflictivas

Son capaces de medir el ruido minuto a minuto durante las 24 horas del día e incluso diferenciar entre los sonidos provocados por el tráfico o por el ocio. Estarán durante todo el verano colocados en farolas de las calles consideradas como conflictivas de las zonas del centro histórico y Teatinos. Su misión principal saber la contaminación acústica que soportan, pero el objetivo final lograr concienciar sobre que el ruido de la diversión de unos afecta al descanso de otros.

El Ayuntamiento de Málaga quiere poner solución al problema que sufren muchos ciudadanos, pero al mismo tiempo hacerlo compatible con el ocio. En esta compleja tarea cuenta con la colaboración de la empresa Vatia que es la encargada de gestionar la red de monitorización con la que se controlará el ruido de 40 puntos de la ciudad en tiempo real y en función a los resultados poder tomar medidas.

Unos 17 son los sonómetros de alta capacidad que desde ayer y hasta mediados de septiembre recogerán la contaminación acústica que se soporta en otras tantas calles del centro y teatinos. Es la segunda fase de un innovador proyecto que comenzó el pasado mes de abril con la primera fase que terminó el pasado martes y en la que se midió el ruido durante ese tiempo de otras 17 calles.

Están colocados en las farolas de las calles elegidas, a una altura de entre cuatro y once metros del suelo y con un metro de separación de las fachadas para que las ondas no distorsionen los resultados. Y los datos que han arrojado hasta ahora no están siendo muy alentadora. "Los niveles de ruido en general son muy altos", reconoció el director de Vatia, Antonio Ruiz, que matizó que aunque depende de cada calle y de sus características "normalmente por las noches y especialmente durante los fines de semana se superan los decibelios recomendados".

Pero también durante el día. Ayer sobre las 10:00 por la mañana en la calle Madre de Dios, donde hay instalado uno de estos sonómetros, el nivel de ruido era de 68 decibelios cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que no se superen los 65 en ese horario.

Cualquier ciudadano que quiera y tenga acceso a internet puede saber en cada momento el ruido que soporta una de las calles monotorizadas en la plataforma digital gratuita medidasruido.vatia.es. Y esto es así, explicó Ruiz, porque "no pretendemos únicamente medir la contaminación acústica como sí se hace en otras ciudades sino lograr que el ciudadano participe y colocarlo en el centro de las decisiones que se adopten para combatirlo".

De ahí, que el pasado miércoles lanzarán una encuesta los malagueños a través de la web https://ruidourbanoupm.questionpro.com con la que esperan obtener más información sobre la percepción realque tienen sobre este problema.

La Universidad Politécnica de Madrid colabora con Vatia en este proyecto cuyos primeros resultados serán enviados la semana que viene al Ayuntamiento de Málaga para empezar a abordar las posibles soluciones. Jesús Alonso, investigador del grupo de investigación en Instrumentación y Acústica aplicada de la universidad madrileña, aseguró que "es un problema complicado de abordar porque no se pueden cerrar las terrazas" e insistió en que la principal apuesta debe ser concienciar porque "muchas veces los locales cumplen los requisitos de aislamiento acústico pero el problema es que gente que sale o se queda fuera".

Los 17 sonómetros ya están listos para seguir la medición. Pero el proyecto no se quedará ahí. Una vez que se termine la tercera fase, que se calcula que será en noviembre, Vatia colocará una red de sensores en muchos de los puntos medidos ahora para que el Ayuntamiento pueda seguir controlando la contaminación acústica de esos puntos de forma permanente. "Fue una mejora que introdujimos en el proyecto y que permitirá de manera asumible económicamente continuar con la medición del ruido para avanzar en las soluciones", explicó Ruiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios