Coves califica la sequía como "preocupante" pese a las lluvias

  • Los pantanos de la provincia están al 23% de su capacidad, nueve puntos por debajo de los registros de 2006

Las precipitaciones de los últimos días han elevado el nivel de las presas, pero no han bastado para dar un giro a la "preocupante" situación hídrica de la provincia de Málaga. Precisamente así califica esta coyuntura Antonio Rodríguez Leal, director general de la Cuenca Mediterránea Andaluza (CMA), que coincide con las apreciaciones formuladas ayer por la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fuensanta Coves. "La sequía, en vez de alejarse se está recrudeciendo", manifestó la titular de Medio Ambiente, que apuntó que la situación actual es "peor" que la de hace un año.

Coves dijo que los pantanos andaluces están al 34 por ciento de su capacidad y que esto supone cuatro puntos menos que a finales de 2006, pero la situación de Málaga da más señales de alarma. El último parte de embalses refleja que las presas de la provincia malagueña están al 23 por ciento de su capacidad, nueve puntos por debajo de la cifra de 2006.

Con todo, la consejera de Medio Ambiente, insistió ayer en la idea de que el suministro de agua a la población está garantizado: "En ningún momentos se está poniendo en peligro el abastecimiento a la población".

En el mismo sentido se expresó el director de la CMA, que no prevé problemas "a corto plazo" y que destaca la reducción del consumo de agua de un 15 por ciento respecto a hace dos años gracias "a la mayor concienciación ciudadana y al control exhaustivo que se está haciendo de los pequeños y grandes consumidores".

A esa reducción del gasto se añade la treintena de actuaciones impulsadas por la Junta de Andalucía durante el último ejercicio para el mejor aprovechamiento de los recursos hídricos y que, según Rodríguez Leal, han posibilitado un ahorro de 60 hectómetros cúbicos anuales. La mitad de esa reserva corresponde a los 30 hectómetros cúbicos que se han dejado de suministrar a los regantes del Guadalhorce. La otra mitad es el fruto de pequeñas intervenciones que "sumadas, producen un gran efecto".

El director de la Cuenca destacó actuaciones ya realizadas por importe de unos 60 millones de euros como la recuperación del agua procedente del lavado de los filtros de la planta potabilizadora de la Costa del Sol, que ha permitido ahorrar tres hectómetros cúbicos al año; la ampliación de la capacidad de filtrado de la desaladora de Marbella, que ha pasado de siete hectómetros cúbicos al año a quince, y el hecho de que el agua que se reutiliza para el riego de los campos de golf se ha duplicado en un ejercicio, al pasar de tres a siete hectómetros.

Por otro lado, Rodríguez Leal avanzó otras actuaciones programadas en este mismo sentido, como las proyectadas para traer más agua a la capital desde la costa mediante dos nuevas estaciones de bombeo o la mejora de la planta de El Atabal. El director de la CMA es partidario se seguir esta línea de trabajo que fragmenta y multiplica las intervenciones en lugar de plantear la construcción "de una gran presa que con tan poca lluvia como tenemos estaría prácticamente vacía".

Las precipitaciones registradas en los últimos días de fiestas navideñas han permitido incrementar en 12 hectómetros cúbicos el agua embalsada después de siete meses de pérdidas continuas. El pantano más favorecido ha sido el de La Concepción, que ha ganado nueve hectómetros en una semana. El aumento ha sido inferior en las tres presas que surten a las localidades del Valle del Guadalhorce y a Málaga capital, que son las más afectadas por la escasez. De estas sólo Conde del Guadalhorce ha tenido una subida apreciable, pasando de los 21,1 hectómetros cúbicos de la pasada semana a los 25 actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios