Crece el número de conductores con más alcohol de lo permitido

  • Pese al endurecimiento del Código Penal, en la última campaña, Tráfico denunció al 1,7% de los vehículos controlados · En las dos anteriores, la cifra era menor

El carné por puntos y el endurecimiento de las sanciones por la conducción bajo los efectos del alcohol no ha impedido que el número de conductores cazados con alguna copa de más aumente. En la última campaña realizada por la DGT el número de vehículos denunciados ha aumentado respecto a la realizada en las mismas fechas del año pasado. La diferencia es poca, dos décimas, pero supone un golpe a las medidas introducidas en los últimos meses para reducir la siniestralidad.

En esta campaña, realizada del 2 al 15 de junio, los agentes de la Guardia Civil de la Agrupación de Tráfico han denunciado al 1,7% de los vehículos controlados, frente al 1,5% del verano del año pasado. En total, han sido 163 los infractores que han dado positivo en las prueba 9.831 pruebas de alcoholemia realizadas durante estas dos semanas. Hay que tener en cuenta, además, que en la campaña de diciembre la cifra de denuncias también fue menor, con un 1,4% de vehículos sancionados del total vigilado.

Conducir con tasas de alcohol superiores a 1,2 gramos por litro de sangre es delito, como se tipifica en Código Penal. A partir de esta tasa el conductor será puesto a disposición judicial, pudiendo llegar las penas de prisión de hasta seis meses o multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. En caso de negarse a pasar el control, la pena de cárcel puede aumentar hasta 12 meses y la privación del derecho a conducir por cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios