municipal

Cristóbal regresa a El Perchel

  • El Ayuntamiento entrega las llaves a los adjudicatarios de ocho VPO en calle Calvo a mayores de 65 años

  • Entre ellos, el último inquilino del antiguo edificio, que fue desalojado

El acto de entrega de las llaves. El acto de entrega de las llaves.

El acto de entrega de las llaves. / m. h.

Cristóbal fue el último de los inquilinos del antiguo edificio de calle Calvo, 5. Tras casi 40 años ocupando un inmueble en mal estado de conservación, fue desalojado por el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) como paso previo a la rehabilitación integral de una construcción cuyos orígenes hay que buscarlos en la parte final del siglo XVIII. Del orden de tres años hace de su marcha. Ayer, regresó al que era su barrio, en el El Perchel, a lomos de una silla motorizada y con sus muletas como fieles compañeras. Lo hizo junto a su mujer para recibir las llaves de una de las ocho viviendas de protección oficial (VPO) habilitadas por el Ayuntamiento para personas de más de 65 años y con escasos recursos económicos (con un máximo cercano a los 9.000 euros anuales).

Cristóbal, como el resto de sus nuevos vecinos, tendrá que hacer frente a una cuota mensual que oscilará entre los 80 y 95 euros (incluyendo entre 40 y 50 euros de gastos de comunidad). "Todo lo que había aquí cuando yo vivía hace años era descampado; no estaban ni el Corte Inglés ni el Málaga Plaza", rememora. Ahora no solo se levantan dos de los grandes centros comerciales de la capital de la Costa del Sol sino un buen número de edificios que han acabado por rellenar el vacío de los solares del entorno. "Aquí lo arreglaba yo todo", comentaba satisfecho e ilusionado con esta nueva etapa. Tras ser desalojado del inmueble original, residió en la zona de Las Flores, donde el IMV le pagó un alquiler. Cristóbal destaca, sobre todo, "lo llanito" de la zona en la que ahora habitará, lo que permitirá moverse con más facilidad con su silla motorizada.

800Mayores. De 65 años son los que forman parte del registro de demandantes de una VPO"Cuando me llamaron para decirme que me había tocado no me lo podía creer", dice Aurora

Aurora era otra de las adjudicatarias que ayer no ocultaba su satisfacción plena. La suya ha sido una espera de años hasta lograr el objetivo: una vivienda. "He estado nueve o diez años esperando", comentaba en el patio del edificio. "No había perdido la esperanza pero estaba decaída", apostilla su hija. Su insistencia fue continua. "Ya me daba hasta vergüenza porque estaba todos los días llamando, preguntando que cuando saldría el sorteo", añade la nueva inquilina de calle Calvo. Su nombre fue uno de los seleccionados en un sorteo al que concurrieron más de 300 nombres. "Cuando me llamaron para decirme que me había tocado no me lo creía; ahora toca disfrutarla", añadió.

Como Aurora, según los datos oficiales, hay unas 800 personas mayores inscritas en el registro municipal de demandantes. A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, la realidad es que la oferta residencial promovida por el IMV está lejos de cubrir estas expectativas. Desde 2010, apuntaron desde el Consistorio, son más de 100 las unidades residenciales impulsadas para este colectivo de personas mayores. A las 8 ayer entregadas hay que sumar otras 38 en calle Carril, recientemente adjudicadas. En el corto plazo, a pesar de la existencia de una demanda considerable, el Ayuntamiento no contempla la puesta en marcha de nuevas promociones dirigidas al colectivo de mayores.

Una de las particularidades de la actuación municipal, con una inversión de unos 420.000 euros, es que ha permitido rehabilitar un edificio de finales del siglo XVIII, poniendo en valor las pinturas murales existentes en la fachada, que está protegida. Los trabajos desarrollados se centraron principalmente en la erradicación de humedades en muros y zonas exteriores, incluyendo la revisión y reparación de los elementos de la instalación eléctrica, trabajos de pinturas en todas las zonas interiores y exteriores y dotaciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida. Las viviendas tienen superficies que oscilan entre los 30 y 45 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios