Declaran a Málaga área de emergencia por la sarna de la cabra montés

  • La resolución emitida por la Junta de Andalucía afecta también a municipios de las provincias de Almería, Granada y Jaén

Una enfermedad conocida como la sarna sarcóptica y que afecta a la cabra montés ha obligado a la Consejería de Medio Ambiente a declarar área de emergencia cinegética temporal a la provincia de Málaga, además de las de Almería, Granada y Jaén. La medida, publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de andalucía (BOJA), pretende reforzar los controles que se vienen realizando sobre esta enfermedad que en la provincia está presente desde los años 90.

La declaración de área de emergencia cinegética implica que la Consejería de Medio Ambiente y los titulares de cotos, en cuyo plan técnico de caza esté aprobada la actividad cinegética de la cabra montés, podrán eliminar con arma de fuego los individuos afectados por sarna sarcóptica, con criterios de gestión selectivos para prevenir y evitar la propagación de esta enfermedad, según informó ayer la Junta de Andalucía en un comunicado.

Además, como medida de prevención, la Consejería pretende capturar en vivo ejemplares enfermos o sanos, destinados a los cercados reservorios de la estación de referencia de la cabra montés, para garantizar la pervivencia de la especie. También tomará muestras para su análisis, hará censos de poblaciones de cabra montes y elaborará mapas epidemiológicos.

Esta resolución entrará en vigor hoy mismo y permanecerá vigente hasta la finalización de la temporada cinegética 2016- 2017.

Con motivo de la aparición de esta enfermedad, en 2004, la Consejería de Medio Ambiente declaró por primera vez el área de emergencia para controlarla y evitar su dispersión a otros lugares de la geografía andaluza. Desde entonces, este departamento ha resuelto declaraciones de emergencia cinegética de forma sucesiva.

La sarna sarcóptica, enfermedad parasitaria producida por el ácaro Sarcoptes Scabiei, es altamente contagiosa y su distribución es mundial. Afecta a una amplia gama de mamíferos entre los que se encuentra la cabra montés y en 1987 tuvo un brote de especial virulencia en el parque natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, que en cuatro años diezmó la población ha dejarla en un tres por ciento.

En la provincia de Málaga se detectó en 1989 y afectó a las poblaciones de sierras aledañas al parque natural Sierra de las Nieves. En 1992, el brote apareció en Sierra Nevada y los primeros casos se detectaron en la Sierra de la Contraviesa, en el término municipal de Adra (Almería)).

La cabra montés es un ungulado endémico de la Península Ibérica y supone una de las especies cinegéticas más valoradas, lo que justifica la puesta en marcha de las medidas de lucha y control de la sarna, según Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios