Defraudan 10 millones en IVA de hidrocarburos y blanquean los beneficios

  • Embargan 100.000 litros de combustible en una actuación de la Policía con la Agencia Tributaria

Los investigadores comenzaron a seguirles la pista en 2015, cuando sospecharon que, además de dedicarse al tráfico de droga a gran escala y también al contrabando de tabaco, podrían estar planeando iniciarse en la compraventa de hidrocarburos. Daba así comienzo un exhaustivo seguimiento que ha permitido a la Policía Nacional y a la Agencia Tributaria descabezar una red criminal que, entre finales de 2016 y principios de 2017, defraudó, presuntamente, cerca de 10 millones de euros en el IVA y que simuló operaciones inmobiliarias a fin de blanquear los beneficios obtenidos. Hay un total de 12 detenidos -entre ellos un abogado de un despacho ubicado en el centro del que se valían para crear empresas pantalla- 100.000 litros de combustible embargados y 60 inmuebles intervenidos, entre otros un hotel.

El modus operandi se basaba en colocar en un breve periodo de tiempo en el mercado un importante volumen de productos eludiendo sus obligaciones fiscales, dando lugar así a una competencia desleal con el resto del sector, al punto de que, en palabras del comisario provincial, Francisco López Canedo, se observaron diferencias de hasta 10 céntimos por litro entre dos gasolineras muy próximas. La investigación continúa abierta y servirá para determinar si existía "connivencia o conocimiento" por parte de los responsables de los establecimientos a los que se vendían los productos.

El fraude en el IVA, según explicó el delegado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, Juan Rico, se originaba en la fase de transmisión del combustible entre el operador y los distribuidores minoristas, caso de gasolineras de tipo familiar y alguna low cost. "La organización repercute este impuesto y no lo ingresa. Distorsionan el mercado porque introducen productos al menor precio", señaló el responsable de la Agencia, que aplaudió la "detección temprana" de la estafa.

Fue la presentación de autoliquidaciones, de unos 7 millones de euros, "sin ánimo de ingreso" lo que hizo sospechar a los agentes, pese a que los miembros de la trama llegaban a ingresar "calderilla" en un intento de convencer "que había voluntad". Las indagaciones permitieron embargar el resto de combustible que pretendían colocar en el mercado.

El entramado, según las pesquisas, simulaba operaciones inmobiliarias para blanquear los beneficios que generaban sus actividades y, paralelamente, vaciaban sus cuentas bancarias y creaban nuevas estructuras empresariales.

Los arrestados, acusados de los presuntos delitos de estafa, tenencia ilítica de aras, pertenencia a grupo criminal, blanqueo de capitales y delito fiscal, han quedado en libertad con cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios