"Demostraré mi inocencia frente a las acusaciones gratuitas"

  • El ex asesor de Urbanismo dijo que algunas acusaciones son falsas, aunque otras no

El ex asesor urbanístico de Marbella Juan Antonio Roca hizo ayer, a su salida de la prisión de Albolote, sus primeras declaraciones públicas desde que fuera detenido hace dos años. El procesado anunció que lo más importante que debe hacer ahora es demostrar su inocencia tras una instrucción "cargada de irregularidades" y acusaciones "gratuitas".

Roca, que se dirigió a Marbella para disfrutar con su familia de "este momento", reconoció que "algunas de las acusaciones son falsas, otras no" y aseguró que ahora se conocerá su versión después de dos años en las que "sólo se ha filtrado la de la Policía y la de la Fiscalía".

También denunció que se le hayan denegado las diligencias de pruebas que pidió, por lo que tildó de "totalmente parcial" la instrucción del caso, de la que criticó que "el 50% del tiempo estuviese bajo secreto de sumario", lo que hizo que esté "cargada de irregularidades y con vicios de derecho muy importantes".

También ha dicho que el "Caso Malaya", además de por su "parcialidad y opacidad", se ha caracterizado por su "desproporcionalidad", en el sentido de que ha sido el que "más detenidos, más imputados y fianzas más altas" ha tenido en la justicia española. Como si se hubiera pretendido "lograr el Guinnes", dijo. Por ello, ya ha preparado con sus abogados varias diligencias de pruebas "para contrarrestar muchas de las acusaciones vertidas, muchas gratuitamente, otras no tanto".

"Feliz", criticó que se le haya considerado culpable de "la mitad de los males de este país", por lo que defendió que el Estado de Derecho "debe salir a flote, también la presunción de inocencia" y el que un imputado no esté 24 meses en prisión "sin estar condenado".

Roca manifestó que el riesgo de fuga está "disipado" por su "arraigo", su familia y porque quiere trabajar para "defender" sus empresas. Subrayó que no va a viajar en avión, si bien no tiene muy claro, cómo va a controlar la prohibición de estar a menos de 500 metros de un aeródromo. El ex asesor dio las gracias a sus abogados, sus familiares y amigos que han reunido dinero para pagar una fianza "desorbitada" y para la dirección de la cárcel granadina por destinarle a un módulo donde ha sido "útil" para el resto de internos. También tuvo palabras de agradecimiento para su compañero de celda Francis El cateto y los funcionarios que intentaron tratarle "como a uno más", así como a los voluntarios que le dieron ánimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios