Denuncian la "abusiva" extracción de grava en pleno cauce del río Grande

  • Una asociación critica que la Delegación Provincial de Medio Ambiente no concreta si la empresa cuenta con autorización

Comentarios 1

La Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas Acuáticos del Sur (Acpes) denunció ayer una presunta agresión ambiental sobre el río Grande, tras las tres denuncias que presentó el año pasado ante la Fiscalía por la supuesta captación ilegal de agua por parte de dos comunidades de regantes del Guadalhorce. En esta ocasión se debe a la extracción de grava que, al parecer, una empresa está llevando a cabo en pleno cauce en un paraje conocido como Casapalma-Dehesa Alta, en el término municipal de Cártama.

Los trabajos están afectando, según la asociación, a unos dos kilómetros aguas arriba del puente que cruza el río "arrasando con la ribera, extrayendo, amontonando grava y cambiando a su antojo el curso del río con un evidente daño a las poblaciones ictícolas que malviven en esta zona".

Estos hechos ya fueron denunciados ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente y la Agencia Andaluza del Agua a principios del mes de junio cuando acababa de iniciarse la extracción y afectaba a unos cientos de metros.

Sin embargo, ya en mayo, el colectivo solicitó información sobre la posible concesión administrativa que pudiera ostentar la empresa de grava y, a pesar de que la ley marca un plazo máximo de dos meses para facilitarla, "la Agencia Andaluza del Agua por la vía de la omisión se niega a dar información convirtiéndose en cómplice y encubridora ante tan manifiesto atentado al medio ambiente".

Aún así, la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas Acuáticos del Sur explicó que también se pidió respuesta a la Consejería de Medio Ambiente que "por una vez se ha dignado en contestar a nuestra denuncia para decir que por tratarse de materia de aguas la competente sería la Agencia Andaluza del Agua omitiendo su deber de proteger y conservar el medio ambiente".

Mientras tanto, el colectivo advirtió que los trabajos de la empresa extractora de grava continúan "su imparable avance río arriba", pese a que recordó que es uno de los pocos ríos malagueños no regulados que mantiene un importante flujo de agua continuo a lo largo de todo el año y está declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios