Denuncian a los hospitales Carlos Haya y Pascual por no atajar a tiempo una gangrena

  • El hombre, al que ya le faltaba una pierna, ha perdido la otra y sigue con una infección

La familia de Juan Antonio Moreno Moreno, de 74 años, ha denunciado a los hospitales Carlos Haya y Pascual de Málaga por una presunta negligencia médica que ha dejado al paciente sin pierna y con una posible infección por la que ayer tuvo que ser intervenido.

Juan Antonio Moreno ingresó en las Urgencias del Carlos Haya el pasado día 16 de febrero con fuertes dolores en la pierna derecha. En el hospital le dijeron, según se desprende de la demanda presentada ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Málaga, que "si no le operaban antes de dos días le podía afectar al riñón y al hígado por la infección de gangrena que llevaba". Pese a esta alarmante advertencia, pasaron 15 días sin que Juan Antonio pasara por quirófano.

En ese momento y para no demorar más la intervención, el hospital decidió derivarlo a la clínica Pascual de Málaga, donde expusieron que tampoco podrían operarlo de inmediato porque "habían abusado del tratamiento de simtron". Cuando por fin entró en quirófano, el pasado día 30 de enero, ya no hubo más remedio que cortarle la pierna por encima de la rodilla, lo que cerraba sin remedio la posibilidad de salvar su movilidad con una prótesis, según estima el abogado de la familia, José Ignacio Francés.

Además, según el testimonio indignado de sus hijos, el enfermo ha arrastrado desde entonces fiebres superiores a los 39 grados. Ayer, Juan Antonio Moreno era ingresado de nuevo en quirófano para ser intervenido. Los hijos temen que la gangrena aún no se haya extinguido, por lo que han decidido denunciar a los centros sanitarios para exigirles responsabilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios