Denuncian un nivel "alarmante" de contaminación en el suelo de Repsol

  • Málaga Ahora cree que impide edificar en el sector

  • El Ayuntamiento niega este extremo pero admite que hay zonas que a tratar

El grupo municipal de Málaga Ahora advirtió ayer de que los antiguos terrenos de Repsol alcanzan "límites alarmantes" de contaminación, que, a su juicio impiden cualquier proyecto de edificación. La alarma lanzada toma como base el resultado de las catas realizadas sobre la parcela por parte de la Sareb, copropietario junto al Ayuntamiento del sector. "La contaminación por hidrocarburos alcanzan límites alarmantes y entrañan riesgos para la salud, un extremo que hasta este momento el equipo de gobierno había negado sistemáticamente y que ahora ha tratado de ocultar", dijo la portavoz de la organización, Ysabel Torralbo, quien habló de resultados "demoledores".

Incluso, aludió a la existencia de "puntos de agua subterránea que el Ayuntamiento usa para riego, pese a que superan en 130 veces el umbral de riesgo para la salud". En este sentido, señaló que la cimentación de los rascacielos que pretende edificar el Ayuntamiento podría "hacer que esos contaminantes entren en contacto con el freático, contribuyendo a un nuevo episodio de contaminación", según consta en un informe elaborado por el catedrático de Fisiología Vegetal de la UMA Miguel Quesada. Al respecto, Torralbo explicó que ello supone que "remover las tierras por debajo de los tres metros de profundidad violaría cualquier principio de precaución".

1Millón. Valor que se estima para el tratamiento de los terrenos afectados por la contaminación

Ante la denuncia de Málaga Ahora, la reacción del concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, fue contundente. En relación a la contaminación del agua que se usa para riego, el edil negó tal extremo, precisando que ante la duda se solicitaron dos analíticas a Emasa de esas aguas, que determinaron que son "aptas para el riego". Jiménez fue claro al asegurar que si bien es cierto que en algunos puntos se superan con crenes los umbrales marcados como normales, ello no afecta al proyecto contemplado sobre la parcela. "Hay niveles que están entre 50 y 5.000 pero se corresponden con zonas que están destinadas a albergar zonas verdes", expuso, al tiempo que sí admitió la existenca de seis zonas en las que será necesario realizar un tratamiento.

A la espera de culminar el estudio hidrogeológico y el de caracterización de detalle del suelo, ya contratados (podría estar para abril), las primeras estimaciones elevan el coste de recuperación de los terrenos afectados a 1 millón de euros. El concejal informó de que la idea es que en paralelo a la tramitación del proyecto de urbanización se impulse un plan voluntario de recuperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios