Denuncian que la obra en la que murió un obrero incumplía la ley

  • CCOO y UGT pondrán los hechos en conocimiento de la Inspección de Trabajo

La obra en la que el lunes murió en Cómpeta un trabajador de 25 años asfixiado debajo de un montón de tierra incumplía la legislación sobre prevención de riesgos laborales porque el operario realizaba su labor solo, sin ninguna medida de protección y sin que la zanja en la que quedó sepultado estuviera preparada para evitar deslizamientos como el que le costó la vida. Así lo denunciaron ayer CCOO y UGT, que avanzaron que pondrá los hechos en conocimiento de la Inspección de Trabajo. El obrero fallecido -de 25 años, casado, con un hijo y su esposa embarazada- estaba dado de alta en la Seguridad Social y contratado como maquinista.

"El accidente mortal ocurrido el lunes es una consecuencia del incumplimiento de toda la normativa laboral, por falta de responsabilidad y cultura preventiva de la empresa", denunció ayer el secretario provincia de Comisiones Obreras, Antonio Herrera, durante la concentración que se realizó ayer a mediodía ante la Delegación de Empleo para denunciar la siniestralidad laboral. El accidente del pasado lunes fue el primero mortal registrado en la provincia en 2010. El año pasado se produjeron nueve muertes en el trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios