Denuncian que pacientes esperan más de 24 horas para una cama en el Clínico

  • Satse dice que la situación es "caótica" en las Urgencias y pide un plan de choque

Comentarios 1

Las Urgencias del Clínico vuelven a ser objeto de críticas. Según el Sindicato de Enfermería (Satse), "entre 20 y 30 son los pacientes que por día tienen que permanecer más de 24 horas esperando una cama para ser ingresados" en ese área del hospital, una situación que calificada de "caótica". Para la organización sindical, la causa no es otra que la falta de camas. "La dotación de este hospital es insuficiente para dar respuesta a la demanda asistencial que requiere la población de referencia que tiene asignada", asegura Satse.

Además de los pacientes que esperan más de un día en Urgencias para ingresar, hay -según el sindicato- una docena de enfermos en los pasillos también por falta de camas. Tres de ellos, en el área de Observación, pendientes de hospitalización o de alta. Otros nueve, en la Unidad de Agudos de Salud Mental. Pero en este caso son enfermos que están ingresados. Ayer CSIF ya denunciaba en el diario Sur que pacientes mentales tenían que dormir en los pasillos por la falta de camas. Según Satse, esa Unidad tiene capacidad para 30 pacientes y ayer había 39 por lo que nueve estaban "encamados en los pasillos".

El delegado de la organización en el hospital, Francisco Reina, apuntaba que el Clínico tiene en la actualidad 52 camas menos porque tras las obras de remodelación que acabaron hace unos meses hay un ala de las plantas tercera y quinta que no se ha abierto. "Málaga ha perdido 52 camas", asegura.

El sindicato detallaba ayer que en Urgencias había 27 pacientes pendientes de hospitalización. Al día, el hospital atiende de media unos 600 enfermos en ese área. "El número de pacientes ha aumentado, pero no de forma alarmante", indicaba Satse, que insistía en que el "desbordamiento no es puntual", sino que la saturación está "cronificada".

Y, según el sindicato, no es culpa de los profesionales que hacen lo posible para aligerar la situación, sino de la presión asistencial que sufre el Clínico. Además, denunciaba que la plantilla de enfermería, con 11 trabajadores por turno, es insuficiente. Satse tildó la situación de "insostenible" y reclamó un plan de choque para paliar el déficit de camas que hay en el hospital. Para ello, reiteró su reivindicación de una nueva sectorización (cambio de distribución) de la población asignada a los centros hospitalarios para descargar al Clínico y volvió a demandar el tercer hospital para la capital. El hospital del Guadalhorce, que aliviará al Clínico, está acabado. Su apertura está comprometida por la Consejería de Salud para este año, pero todavía deber ser recepcionado, equipado y dotado de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios