Derecho a Vivir exige que el personal sanitario pueda objetar aunque no participe directamente en un aborto

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha solicitado nuevamente que se respete el derecho a la objeción de conciencia de "todo el personal sanitario que pueda intervenir de manera indirecta en la práctica de un aborto", después de conocer que un juez de Málaga denegara este derecho a un médico de familia que no quería informar sobre esta práctica a sus pacientes.

"Es muy mala noticia", ha valorado Joya, que ha insistido en que "debería permitirse" este derecho que la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) sólo deja que lo ejerzan los ginecólogos implicados en un aborto.

"Este auto de Málaga supone obligar a alguien a actuar en contra de sus principios, imponiéndole la transmisión de una determinada información contraria a proteger la vida de sus pacientes", ha aseverado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios