Descienden el número de fallecidos en carretera y la circulación diaria

  • La distracción del conductor y la velocidad inadecuada, principales causas de los siniestros

El año pasado fallecieron en las carreteras de la provincia un total de 33 personas. Es un número que nadie desea, aunque la nota positiva es que perdieron la vida 16 personas menos que en el año 2010, lo que supuso un descenso del 32,7%. Se registraron además 11 heridos graves y 13 leves, sumando un total de 57 víctimas de distinta consideración, un 14,9% menos que en 2010, según los datos facilitados ayer por la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Desde Tráfico se destacó que en un tercio de los accidentes donde hubo fallecidos, las víctimas no habían utilizado elementos de seguridad. El tipo de accidente más frecuente en los siniestros con resultado de muerte fueron el atropello de peatones aislados o en grupo, la colisión frontal de vehículos en marcha, el choque por alcance entre vehículos, y la salida de la calzada con colisión incluida.

Las causas que provocaron ese accidente fueron mayoritariamente, según Tráfico, la distracción del conductor (43%), una velocidad inadecuada (34%), la infracción de las normas de circulación (28%), el consumo de alcohol o drogas (6%), y la inexperiencia del conductor o una enfermedad (3%). La mayoría de los fallecidos que conducían (9) circulaban en turismos, mientras que siete iban en motocicletas. Por otra parte, el balance de Tráfico ofrece otra serie de datos a tener en cuenta. El más llamativo es que la intensidad de la circulación diaria ha disminuido un 7% respecto al año anterior, fruto posiblemente del menor número de movimientos ocasionado por la crisis económica. De hecho, en los últimos cuatro años las carreteras malagueñas han pasado de tener una circulación media diaria de 230.279 vehículos en 2007 a 192.776 en 2011. La vía más utilizada es la A7 occidental, seguida de la A7 oriental y de la A45.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios