Descienden un 40% las muertes en accidentes de tráfico en la capital

  • Si en 2006 se contabilizaron 25 fallecidos, en el presente año la cifra se ha reducido a 15 · Ninguna de las víctimas circulaba en coche, siete eran peatones que murieron atropellados y el resto, motoristas

El número de víctimas mortales en las carreteras de la capital ha registrado un destacable descenso que los especialistas achacan a múltiples factores. De los 25 fallecidos que hubo en 2006, se ha pasado a los 15 de este año. El dato más negativo, y en el que las autoridades competentes van a incidir en 2008, es que ocho de las víctimas eran motoristas, mientras que el resto eran peatones que fueron arrollados cuando cruzaban la calzada. Un aspecto reseñable es que de los implicados en estos siniestros solo uno fue detenido por encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Según los datos recogidos por el Grupo de Atestados de la Policía Local de Málaga, durante estos 12 meses se han contabilizado un total de 15 víctimas mortales en accidentes de circulación ocurridos en Málaga, lo que representa una reducción del 40 por ciento con respecto a 2006. Fuentes de esta unidad policial señalaron que esta tendencia no puede ser achacada a un único factor. La puesta en marcha del carné por puntos, el carácter preventivo de los controles y el análisis de las características especificas de cada zona han influido de manera directa en este descenso, a los que también hay que unir la propia concienciación de los conductores en cuestiones directamente relacionadas como conducir tras haber consumido alcohol.

La bajada de los fallecidos también se ha producido por la especial incidencia de la Policía Local en los puntos negros y los cambios de circulación en estas vías especialmente conflictivas. Las citas fuentes explicaron que se ha actuado de forma preferente en la entrada a la capital por la zona del polígono industrial Guadalhorce, donde el año pasado fallecieron tres personas, y que en 2007 no registro ningún siniestro mortal. Además, señalaron que la obra de construcción del Metro obligó a cortar la Avenida de Velázquez, una vía tradicionalmente rápida y problemática, y que esta circunstancia ha provocado un trasvase de la circulación a la calle Pacífico, donde también se ha aumentado la vigilancia, sobre todo los fines de semana.

No obstante, ha habido zonas de la capital donde la siniestralidad ha aumentado. La más afectada ha sido la barriada del Puerto de la Torre, en la que en 2006 se contabilizó una víctima mortal y en este año dos personas perdieron la vida al ser atropelladas.

Este tipo de accidentes han cobrado un especial protagonismo durante el presente año. De los 14 fallecidos que se han contabilizado, siete eran peatones, mientras que el resto, conducían o viajaban en una motocicleta. La única persona que ha sido detenida por estar implicada en un accidente es un conductor que atropelló a dos personas en la calle Lope de Rueda y que fue acusado de homicidio imprudente por encontrarse en estado ebrio en el momento del siniestro. Otros dos conductores fueron imputados por el mismo hecho en otros accidentes, aunque por haber cometido un delito contra la seguridad del tráfico.

Las fuentes consultadas señalaron que durante este año se han incrementado los controles para prevenir que se circule a velocidades altas y bajo los efectos de bebidas alcohólicas. En relación a este segundo aspecto, señalaron que el 20 por ciento de las pruebas de alcoholemias que se realizaron durante el fin de semana fueron positivas, mientras que esta cifra se reduce al dos por ciento entre semana. Esta circunstancia podría hacer pensar que los siniestros con víctimas mortales se concentraron los sábados y domingos, pero la realidad es otra. Diez de las personas fallecieron en accidentes ocurridos en días de diario, mientras que de los otros cinco, dos perdieron la vida en horario diurno.

Las fuentes consultadas valoraron los resultados de manera muy positiva y aseguraron que sigue la tendencia de años anteriores. Está prevista la realización de un exhaustivo estudio para obtener nuevas claves que ayuden a conocer la realidad de esta problemática y aplicar las herramientas necesarias para que el descenso de la siniestralidad sea más acusado.

20%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios