Desmantelan una plantación de marihuana en un sótano de una venta

  • Al invernadero se accedía por una trampilla oculta en el suelo de la cocina del establecimiento, actualmente cerrada al público

La plantación desmantelada. La plantación desmantelada.

La plantación desmantelada.

La Policía Nacional ha desmantelado en Málaga un invernadero con 792 plantas de marihuana, en avanzado estado de crecimiento y floración, enclavado en el sótano encubierto de una venta cerrada actualmente al público y al que se accedía a través de una trampilla oculta en el suelo de la cocina. Hay dos personas detenidas por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas.

Las informaciones recabadas por los agentes les condujeron a una antigua venta localizada a las afueras de la capital que estaría siendo utilizada como enclave para el cultivo de marihuana. El ruido de unos transformadores y el fuerte olor a cannabis delataron la existencia de la plantación.

Fruto de las pesquisas los agentes identificaron y localizaron al cuidador del invernadero, un hombre de 41 años y nacionalidad checa, y al propietario del cultivo, de 32 años y nacionalidad española. Ambos resultaron detenidos por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas y defraudación del fluido eléctrico, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Al laboratorio de marihuana los agentes accedieron por un lugar recóndito, a través de una trampilla disimulada en el suelo de la cocina. A través de ella los agentes alcanzaron un sótano, sin puertas ni ventanas, en el que se incautaron de 792 plantas de marihuana.

En un registro en el inmueble los agentes intervinieron además 77 lámparas halógenas, un centenar de transformadores, 12 ventiladores, una máquina de aire acondicionado, nueve filtros de carbono, una picadora de marihuana, una báscula de precisión, un teléfono móvil y dinero en efectivo, entre otros efectos.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número siete de Málaga, que ha decretado el ingreso en prisión del principal investigado, el propietario del invernadero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios