Detenido por asaltar a dos jóvenes a las que amenazó con una navaja y una pistola

  • El hombre se acercó a las dos mujeres en la playa y les preguntó si podía jugar a las cartas

Efectivos de la Policía Local de Málaga, en colaboración con agentes de la Policía Nacional, han detenido a un individuo, natural de Sevilla y vecino de Málaga, de 33 años, como presunto responsable de un delito de robo con violencia o intimidación con uso de armas, ya que, al parecer, asaltó a dos jóvenes a las que intimidó y amenazó colocando una navaja en el cuello a una y una pistola en el pecho a la otra. Los hechos tuvieron lugar sobre las 00:40 de la noche del viernes al sábado 15 de abril en una zona de playa adyacente a calle Pacífico. Hasta el lugar se desplazaron de forma coordinada dotaciones de ambos cuerpos policiales, procediendo una patrulla de agentes de la Policía Nacional a entrevistarse con las víctimas, dos mujeres de 18 y 21 años, que les manifestaron que estaban en la playa jugando a las cartas cuando se les acercó un hombre y les preguntó si podía jugar, a lo que accedieron.

Al parecer, en un momento dado y de forma sorpresiva, el individuo sacó una navaja y se la colocó en el cuello a una de ellas mientras le decía que le diese el teléfono móvil, lo que hizo que la víctima intentara zafarse de su agresor y pedir auxilio, por lo que, al parecer, se tornó aún más violento, amenazándola de muerte al tiempo que la agarraba fuertemente del brazo, hasta el punto que debió ser posteriormente asistida por los moratones que le causó.

Así, al ver lo que ocurría, la otra joven salió corriendo para pedir auxilio, lo que motivó que el agresor soltase a su amiga y se dirigiese hacia ella, agarrándola, según manifestó, por el cuello y tirándola al suelo, tras lo que le puso una pistola en el pecho a la vez que le decía que le diese su teléfono móvil o la mataba. Tras hacerse con el teléfono el individuo huyó por la playa en dirección a Sacaba Beach, según han informado desde la Policía Nacional y Local a través de un comunicado. Posteriormente, con los datos que los agentes de la Policía Nacional habían ido difundiendo a través del radiotransmisor, una dotación de policías locales de la Jefatura de Distrito Cruz Humilladero localizó en calle Sor Teresa Prat con Teresa Azpiazu y Paul a un individuo que coincidía con las características aportadas por las víctimas, el cual, al percatarse de la presencia policial, realizó una maniobra extraña junto a un vehículo, remetiéndose la capucha del chándal por la espalda y continuando su marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios