Detenido un joven por apuñalar en el costado a otro en una pelea

  • En la reyerta, que se produjo en la avenida de los Guindos, se vieron implicadas varias personas · En lo que va de año han resultado heridas con arma blanca siete personas

Nuevo episodio violento en la capital. Un joven de 26 años fue ayer detenido por el Cuerpo Nacional de Policía por haber apuñalado supuestamente a otro en el costado la pasada madrugada durante una pelea en la que se han visto implicadas varias personas. Según fuentes del servicio de emergencias 112, el suceso ocurrió sobre las 4:10 en la avenida de los Guindos, en el que resultó herido un joven de 16 años de edad. El herido fue trasladado por la Policía al Hospital Carlos Haya de Málaga y su situación no reviste gravedad, según informaron a Efe fuentes policiales. Un portavoz del hospital informó de que en el centro se encuentra hospitalizado un joven herido por arma blanca en el tórax en la mencionada pelea, en situación estable, consciente y pendiente de varias pruebas, aunque éste ha dicho que tiene 20 años y no 16, como informaron la Policía y el 112.

En apenas seis semanas la provincia de Málaga ha registrado cinco crímenes y siete apuñalamientos con el de ayer, una escalada de la violencia alarmante si continúa la tendencia y si se compara con las cifras de los últimos años. Es casi la mitad de los homicidios contabilizados el año pasado y en 2010. La mitad de las víctimas, además, son extranjeros inmigrantes. Precisamente, el pasado sábado un joven de 19 años resultó herido tras sufrir una agresión con arma blanca en el polígono San Luis. El suceso tuvo lugar sobre las 6:55, momento en el que un particular, que se encontraba en la zona, dio aviso al 112 informando de que se había producido una reyerta en las inmediaciones de una conocida sala de música y que, al parecer, se había producido un apuñalamiento. Dentro de esa escalada de violencia, el caso más llamativo fue el de un hombre que recibió un hachazo tras mantener un encuentro sexual con la mujer que le tenía alquilada una habitación en su vivienda. La víctima se tapó la herida con una toalla y bajó a un bar para que le pidieran una ambulancia.

Por otra parte, el pasado 22 de enero fue una de las noches más movidas que se recuerdan en los últimos meses. La jornada se saldó con cinco heridos, dos de ellos apuñalados por arma blanca, en tres sucesos diferentes registrados en la capital y en Fuengirola. Esa misma noche dos grupos de jóvenes se pelearon en la calle Horario Quiroga, lo que obligó a la intervención de la Policía Nacional, que se apoderó de una catana y un pico de obras. El pasado domingo otro joven de 19 años fue apuñalado en una reyerta con arma blanca en San Luis. Finalmente, el 6 de febrero otro hombre, de origen turco, fue atacado con una navaja en una pizzería de Benalmádena.

Estos apuñalamientos se unen a la ola de crímenes violentos. Una mujer de 30 años, un rumano de 42, un hombre de 48, natural de Cádiz; un ecuatoriano de 26 y una turista extranjera que llevaba desde 2010 desaparecida son las cinco víctimas mortales registradas hasta el momento en la provincia de Málaga. Ya el año pasado se vivió una situación similar con siete crímenes en poco más de dos meses. Por su impacto en la opinión pública, el que más alarma desató fue el crimen de María Esther, la niña de 13 años hallada en el interior de una caseta en Arriate y que fue violentamente golpeada por otro menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios