Liga Endesa El Morabanc Andorra vence al Unicaja (66-60)

Detenido un hombre por maltratar y violar a su esposa de forma reiterada

  • Fue arrestado al regresar a Málaga y ya ha sido puesto a disposición judicial

La había violado en anteriores ocasiones, pero la última fue más allá. No se conformó con forzarla, sino que además le propinó una paliza. Un súbdito marroquí ha sido detenido por la Policía Local de Málaga acusado de los delitos de agresión sexual y violencia en el ámbito doméstico, de los que era víctima su mujer, con la que tenía un hijo de muy corta edad. No era la primera vez que el individuo supuestamente violaba a su pareja, aunque ésta no lo denunció en el pasado por temor a represalias.

Fuentes policiales explicaron que el arresto se produjo la tarde del miércoles por parte de efectivos del Grupo de Escoltas, Menores y Atención ciudadana (GEMAC) del citado cuerpo, y a raíz de la denuncia que anteriormente puso la víctima contra su compañero sentimental.

La mujer, de la misma nacionalidad y de unos 30 años de edad, relató a los agentes que le tomaron declaración que había sido maltratada por su esposo en el domicilio familiar, situado en el Distrito Centro de la capital malagueña.

La víctima presentaba signos externos de los golpes recibidos, aunque las fuentes consultadas no pudieron precisar si tuvo que recibir alguna asistencia sanitaria más que la que prestan los facultativos cuando elaboran el parte de lesiones que después se utiliza en la posterior instrucción judicial.

Ésta manifestó que también había sido agredida sexualmente y especificó que no era la primera vez. Según su relato, su esposo la había forzado en anteriores ocasiones, pero especificó que no había denunciado los hechos por temor a posibles represalias.

Los agentes tuvieron conocimiento de que el presunto maltratador y agresor sexual no se encontraba en Málaga, por lo que esperaron a que regresase para arrestarlo. Fue trasladado a dependencias de la citada unidad policial, donde se le explicaron los motivos de su detención y se le tomó declaración.

En la tarde del mismo miércoles fue puesto a disposición de la autoridad judicial, aunque no trascendió en qué situación quedó tras testificar de nuevo.

Las fuentes consultadas señalaron que el individuo no tenía antecedentes policiales o judiciales, en parte porque su esposa no denunció en su tiempo las supuestas agresiones sexuales de las que había sido víctima con anterioridad.

La pareja, cuya edad ronda los 30 años, tiene un hijo de aproximadamente un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios