Detenido un menor por obligar a otro a drogarse y emborracharse

  • La víctima fue coaccionada bajo amenazas y fue encontrada por la policía tirada en el suelo en estado inconsciente

El joven estaba completamente inconsciente y presentaba síntomas de sufrir un coma etílico. Una estampa a la que los agentes están acostumbrados en días como la Nochebuena, pero que en este caso concreto tenía un componente delictivo. El menor había sido obligado por un grupo a ingerir grandes cantidades de alcohol y a fumar hachís como diversión para él y sus amigos. Tuvo que recibir asistencia sanitaria.

La Policía Local de Málaga detuvo la madrugada de ayer a un joven de 17 años de edad acusado de favorecer el consumo de bebidas alcohólicas y drogas a otro menor al que coaccionó bajo amenazas, simplemente para reírse de él mientras se encontraba con sus facultades físicas y psíquicas mermadas.

Según informaron fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las 1.00, cuando una patrulla de la Policía Local se desplazó a la Plaza Mozart, en la barriada de La Paz, después de que en la sala del 092 se recibiese una llamada en la que se alertaba de que había un menor de edad tirado en el suelo e inconsciente.

Los agentes acudieron con celeridad al lugar y observaron cómo entre varios jóvenes arrastraban a un menor que presentaba evidentes síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas y, muy probablemente, de sustancias estupefacientes, una sospecha que se confirmaría poco después.

Los jóvenes que tiraban del desfallecido se dieron cuenta de la llegada de los policías y salieron corriendo por las calles aledañas. Al salir corriendo, soltaron a la víctima y ésta cayó al suelo, recibiendo un fuerte golpe como consecuencia del impacto.

En ese mismo momento apareció en el lugar una ambulancia, que fue avisada por los testigos y los agentes, y los médicos comenzaron a asistir al joven herido, que perdió la consciencia de nuevo.

Mientras los facultativos aplicaban el pertinente tratamiento, los policías comenzaron a realizar las pertinentes pesquisas. El primer paso fue identificar al menor, del que trascendió que tenía 14 años de edad.

Las indagaciones de éstos entre los testigos presenciales de los hechos señalaban que el menor había sido obligado a emborracharse y a fumar porros por varios jóvenes mayores que él.

Los agentes obtuvieron las descripciones de algunos de ellos y comenzaron a peinar la barriada de La Paz, logrando localizar a uno de ellos. Las citadas fuentes explicaron que éste tenía 17 años de edad y fue detenido como presunto autor de un delito de favorecer el consumo de sustancias estupefacientes y otro de coacciones.

El arrestado fue trasladado a dependencias del Grupo de Escoltas, Menores y Atención ciudadana (Gemac) del citado cuerpo, donde se prosiguió con la instrucción de las diligencias del caso y donde se iniciaron nuevas líneas de investigación para tratar de capturar a los otros implicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios