Detenido un menor, de 17 años, por violar una orden de alejamiento de su ex novia

  • Fue a casa de su anterior pareja, que lo había denunciado por maltrato · Avisaron a los Bomberos para que abriesen la puerta

Un menor de 17 años ha sido detenido por quebrantar una orden de alejamiento que un juzgado había emitido contra él por supuestamente haber maltratado con anterioridad a su pareja. El adolescente estaba encerrado en la vivienda de su ex pareja, junto con ella, un hijo de ambos y otro de una relación anterior de la mujer, y no abrió la puerta a pesar de los requerimientos de los policías y de los efectivos de Bomberos.

Los hechos ocurrieron el pasado día 19 de enero. El padre de la joven se puso en contacto con la Policía Local de Málaga porque había tratado de contactar con su hija en varias ocasiones sin obtener respuesta y temía que le pudiese haber ocurrido algo malo.

Varias patrullas del citado cuerpo de seguridad se desplazaron hasta la vivienda y llamaron con insistencia. El resultado fue el mismo que cuando lo intentó el progenitor de la joven, de 21 años de edad. Según informaron fuentes policiales, en ese momento, y tras conocer la situación personal de ésta, se decidió avisar al Real Cuerpo de Bomberos para que abriesen la puerta y poder inspeccionar el interior de la casa.

Cuando llegaron los efectivos del servicio de extinción de incendios, los agentes observaron que había alguien que les observaba desde una de las ventanas. Los policías volvieron a llamar de nuevo a la puerta y entonces fue cuando abrió la joven.

Durante la inspección de la vivienda descubrieron que el arrestado estaba en su interior, además de un hijo fruto de su relación con la mujer y otro menor producto de otra pareja de ella.

Los agentes no pudieron concretar por qué no había abierto antes, aunque las citadas fuentes señalaron que pudo deberse al temor de la joven de que su padre le recriminase que su ex novio estuviese en la casa.

Cuando los policías introdujeron los datos del menor en la base de datos, comprobaron que sobre éste pesaba una orden de alejamiento por presuntos malos tratos hacia su ex pareja, que había quebrantado al acudir a la vivienda de ésta. El joven fue detenido y trasladado a dependencias del Grupo de Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (Gemac).

Las fuentes consultadas precisaron que no se encontraron indicios de que éste hubiese maltratado de nuevo a la joven e incluso todo apuntaba a que estaba en la casa bajo su consentimiento porque al parecer el arrestado había pasado para recoger algunas pertenencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios