Detenido el principal proveedor de hachís de un clan de la Camorra

  • La operación desencadenó el arresto de otras 23 personas en localidades italianas

La Guardia Civil, en el marco de la operación Ferry Boat/Romel 11, detuvo el viernes en Málaga a un individuo, M. I. M. A., de origen marroquí, por su presunta vinculación con la Camorra napolitana. El arresto desencadenó otras 23 detenciones en varias localidades de Italia. El arrestado tenía en vigor una Orden Europea de Detención dimanante de las autoridades italianas y cuenta con varios antecedentes y detenciones en España por utilizar identidades, todas ellas vinculadas con el tráfico de drogas y la falsificación de documentos.

Al parecer, desempeñaba un papel fundamental en la organización criminal como uno de los principales proveedores de hachís para un importante clan italiano, según informó la Benemérita en un comunicado. La detención fue llevada a cabo por el Grupo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de este Cuerpo, en colaboración con el núcleo investigativo del Cuerpo de Carabinieri de Nápoles. Paralelamente a esta detención en España, se procedió a la de otras 23 personas de nacionalidad marroquí, italiana y polaca en diversas localidades de Italia -Marano de Nápoles, Génova, Imperia, Roma, Terni y Palermo-. Todo ello fue dirigido por la Dirección Distrital Antimafia de Nápoles.

Entre los detenidos se encuentran algunos miembros de "gran importancia" de varios clanes pertenecientes a la camorra napolitana, las más importantes organizaciones delictivas en Italia, responsables de la mayor parte de las importaciones de hachís al país transalpino. En concreto, dentro de las detenciones destaca un histórico miembro del clan Nuvoletta, dedicado al narcotráfico y hermano de L. B., actualmente en prisión en Italia y condenado a cadena perpetúa por el asesinato del periodista Giancarlo Siani.

Todos los detenidos son responsables de tráfico internacional de estupefacientes y asociación mafiosa, desempeñando distintos roles dentro de las organizaciones camorrísticas, habiendo participado en el envío de grandes cantidades de hachís desde España a Italia. La investigación, que comenzó en el año 2009, tuvo como resultado, entre otros, la incautación de 400 kilogramos de hachís y otros tres de cocaína, así como la detención de 10 personas.

Asimismo, se ha logrado tener conocimiento de las nuevas estrategias desarrolladas por los clanes de la Camorra en la importación de grandes cantidades de hachís, así como la confirmación del apoyo recibido por proveedores magrebíes afincados en España y de transportistas de nacionalidad polaca. Además, el 22 de septiembre de 2010 se puso en ejecución siete órdenes de detención emitidas por la Autoridad Judicial de San Remo, como consecuencia de una operativa de importación de hachís. La Guardia Civil también ha indicado que, tras las investigaciones llevadas a cabo y la explotación de las operaciones, se ha obtenido la forma de introducir hachís desde Marruecos hasta España y su posterior traslado a Italia, que tiene lugar en embarcaciones en la zona del Estrecho de Gibraltar. Así, en la costa española se alijaba esta sustancia para su posterior traslado a Italia, a través de vehículos dotados de doble fondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios