Detenidos tres 'camellos' que esperaban clientes jugando al dominó

  • Los arrestados aguardaban a la clientela en una plaza y ocultaban la droga en macetones que había alrededor

Jugando al dominó en una mesita de esas de camping mientras esperaban a sus clientes. Así pilló la Policía Local de Málaga a tres camellos. Todos fueron detenidos y puestos a disposición judicial acusados de un delito contra la salud pública. El nombre de la intervención policial era casi de cajón: operación Dominó. La actuación tuvo lugar el pasado domingo 12 de febrero en el barrio de La Trinidad. Exactamente en la Plaza Bravo. Allí, en un sitio público, los camellos habían montado su negocio. Y entre cliente y cliente echaban sus partidas.

Los agentes jugaron con el factor sorpresa. Aprovecharon que estaba jugando el Málaga y los presuntos traficantes estaban con la guardia baja. La plaza -en cuyo entorno viven los detenidos- es una zona pública y tiene una única entrada. Los camellos se habían puesto estratégicamente mirando hacia ese acceso para controlar la llegada de personas. Pero se distrajeron y los agentes los pillaron in fraganti. Pudieron incautarle la recaudación y la droga. Los traficantes aprovechaban los macetones de la plaza y un ciclomotor abandonado para ocultar los estupefacientes. Como la actuación policial fue tan sorpresiva, no les dio tiempo a deshacerse de la droga que tenían a la venta.

Los detenidos son una mujer, de 35 años, y dos hombres, de 26 y 41. Todos naturales y vecinos de Málaga. Los arrestados llevaban tiempo trapicheando. Cuando los agentes tuvieron claras evidencias de que traficaban con distintos tipos de droga, decidieron actuar. Al percatarse de la presencia policial, la mujer se levantó precipitadamente e intentó ocultar una bolsa en unas de las plantas de alrededor. Los agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) recuperaron la bolsa en la que había 656,25 euros, 28 bolsas de plástico termoselladas que contenían revuelto de heroína y cocaína, otras seis con heroína, cuatro bellotas de hachís y una tableta y media de esta misma sustancia.

Al hombre de 41 años, los policías le incautaron 28,50 euros y 39 barritas de hachís que guardaba en una caja, que a su vez metía en el portacascos del ciclomotor abandonado. Al tercer detenido los agentes le intervinieron una barrita de hachís y un total de 147,60 euros. Los tres camellos fueron trasladados a dependencias policiales y luego, puestos a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios