Detenidos 15 jóvenes por dañar coches y mobiliario urbano en Halloween

  • Aprovecharon el anonimato que les proporcionaban sus disfraces para actuar en la zona Este

La Policía Nacional detuvo ayer en Málaga a 15 menores por su presunta implicación en los delitos de desórdenes públicos, daños y contra la seguridad vial perpetrados durante la noche víspera de Todos los Santos en la zona este de la capital. Según las pesquisas, los jóvenes, que se habían concertado a través de un grupo de WhatsApp para celebrar la fiesta de Halloween, aprovecharon el anonimato de los disfraces para cometer los hechos. En el transcurso de la noche provocaron destrozos en contenedores de basura, papeleras y coches particulares aparcados en la vía pública, además de arrojar diversos objetos con intención de hacer daño.

Fueron numerosas las llamadas telefónicas que alertaban a los servicios policiales de la presencia en la zona este de un nutrido grupo de jóvenes que estaban disfrazados e iban enmascarados arrojando numerosos objetos contra los asistentes que acudieron a una fiesta particular y que habían causado una serie de desperfectos en el mobiliario urbano, según informó la Policía Nacional en a través de un comunicado.

Llegaron a obsticulizar la carretera colocando papeles y contenedores de basura en la vía

De forma inmediata, se desplazaron al lugar dotaciones policiales que comprobaron la veracidad de las informaciones. Las primeras gestiones se centraron en identificar a los responsables, algunos de ellos menores de edad. Los investigadores descartaron que los jóvenes quedasen a través de un grupo de WhatsApp para celebrar la fiesta de Halloween y, acordaron, además, "que la forma de divertirse sería causar daños y liarla". Para ello, y para entorpecer las posibles gestiones policiales, se desplazarían a una zona lejana a la de su lugar de residencia, motivo por el que eligieron el este de la capital malagueña.

Así, amparados en el anonimato que les proporcionaban sus disfraces, insultaron a los viandantes y continuaron un itinerario de destrozos tanto en mobiliario urbano como en coches particulares estacionados en la calle, llegando a obstaculizar la carretera con contenedores de basura y papeleras.

Además el grupo había ocasionado desperfectos y daños en el mobiliario urbano en su recorrido desde el caminito de Los Almendrales, calle de la Era, Sierra de Grazalema, carril del Castell, paseo del Limonar hasta el paseo de Sancha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios