Detenidos cinco narcos con 4.500 kilos de hachís en Alhaurín de la Torre

  • La organización dedicada al tráfico de droga a gran escala usaba viviendas alquiladas para su almacenaje y distribución

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada a la adquisición, almacenamiento y distribución de hachís. La operación ha culminado con la detención de cinco presuntos narcotraficantes y la incautación de un total de 4.600 kilos de hachís. El estupefaciente era transportado por carretera desde Bolonia hasta Alhaurín de la Torre (Málaga), donde los arrestados disponían de dos viviendas para el almacenaje y distribución del hachís.

Asimismo, para los traslados utilizaban coches modificados con la finalidad de disimular que iban cargados con grandes cantidades de droga, informaron, a través de un comunicado, desde la Policía Nacional. La investigación se inició en septiembre de 2014 en torno a la existencia en la provincia de Málaga de una organización de narcotraficantes dedicada al tráfico de hachís a gran escala. Durante las pesquisas los investigadores pudieron comprobar cómo la red, que se caracterizaba por un alto nivel de organización, disponía de vehículos adaptados en talleres mecánicos para cargar gran cantidad de peso sin que se evidenciara externamente la sobrecarga.

Los agentes también comprobaron que los roles desempeñados para cada uno de sus integrantes estaban perfectamente definidos. Parte de ellos se ocupaba de adquirir la sustancia estupefaciente, otros de trasladarla hasta la provincia de Málaga por carretera a bordo de los vehículos adaptados (contando con la cobertura durante el trayecto de otros miembros de la trama), y el resto de ocultarla en lugares seguros (viviendas alquiladas por la organización). A raíz de las primeras investigaciones los agentes descubrieron que la red había organizado un trasporte de droga entre las provincias de Cádiz y Málaga. Por este motivo se estableció inmediatamente un dispositivo que permitió la detención de tres personas después de que fueran interceptadas cuando viajaban en vehículos procedentes de Bolonia, con destino a Alhaurín de la Torre. Uno de ellos cargado con 1.120 kilos de hachís.

Tras llevar a cabo las primeras detenciones, las pesquisas se centraron en averiguar los lugares de ocultación del estupefaciente. En este sentido, los investigadores localizaron, en Alhaurín de la Torre, dos domicilios que habían alquilado dos de los arrestados durante la primera fase de la investigación. En el interior de uno de los inmuebles los agentes se incautaron de 2.920 kilos de hachís distribuidos en un total de 92 fardos, repartidos por distintas estancias de la vivienda, así como en el interior del maletero de un vehículo aparcado en el garaje del inmueble.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios