Detienen a una conductora ebria y en sentido contrario por la autovía

  • La arrestada circuló varios kilómetros perseguida por los bomberos y la Policía

Comentarios 1

Lo que parecía una noche tranquila se convirtió en una persecución de película por Mijas Costa. Una conductora de 45 años, identificada como M.F.E., fue detenida en la madrugada del lunes por conducir varios kilómetros en sentido contrario por la A7 a la altura de La Cala de Mijas. Además, la detenida portaba en el vehículo sustancias estupefacientes y al parecer conducía en estado de embriaguez. Los hechos sucedieron poco antes de las tres de la madrugada del lunes, cuando una dotación de bomberos de Mijas volvía a la base tras sofocar un pequeño incendio en un hotel abandonado de la conocida urbanización Riviera del Sol. Cuando regresaban a su sede, los bomberos pudieron observar cómo un vehículo, identificado como un Volkswagen Golf, emprendía la marcha por la A7 en sentido contrario, más concretamente en la intersección de la autovía con la urbanización. Y ahí fue cuando arrancó una rápida persecución para intentar evitar que se produjera algún accidente.

Los bomberos comenzaron una frenética carrera para dar alcance al coche, por lo que no dudaron en accionar los sistemas luminosos y sonoros de emergencia para alertar al resto de conductores de la situación de peligro protagonizada por el coche y para intentar llamar la atención de la conductora. Durante unos tres kilómetros los efectivos condujeron de forma paralela al vehículo, aunque el camión de bomberos se encontraba en el carril izquierdo en sentido a Málaga. La conductora, durante su camino, se cruzó con cuatro turismos y un camión de gran tonelaje.

Finalmente, la mujer abandonó la A7 por el carril de incorporación a la autovía desde La Cala de Mijas, también en sentido contrario, aunque lejos de parar siguió su trayectoria por la vía que une este núcleo mijeño con la zona de Entrerríos. Un segundo camión de Bomberos, que también participó en las labores de extinción del pequeño incendio, persiguió a la conductora acompañado de una patrulla de la Policía Local. Unos diez kilómetros después de su salida de la A7 los efectivos de emergencia consiguieron parar el coche y realizar la detención. Pero este llamativo suceso no terminó ahí. Una vez detenido el vehículo, los agentes de la Policía Local pudieron comprobar que la conductora presentaba síntomas de embriaguez, aunque ésta no quiso someterse al control de alcoholemia. La mujer también se negó a ser trasladada al centro de salud de Las Lagunas para que el personal médico determinase su nivel de alcohol en sangre.

Durante el registro realizado al vehículo, los agentes encontraron 15 cogollos de marihuana, 25 pastillas de éxtasis y 15 cápsulas selladas que contenían cocaína. Debido a la gravedad de la situación, la conductora, que es de nacionalidad española y vecina de Fuengirola, fue puesta a disposición de la Guardia Civil acusada de un delito de desobediencia, aunque también se le podrían imputar otros cargos por conducir de forma temeraria bajo los efectos del alcohol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios