Dibujan una vía para conectar las costas este y oeste por 760 millones

  • De la Torre presenta a la Diputación, a la Junta y a 14 ayuntamientos el estudio, pendiente aún de tener el aval del Gobierno

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ya tiene negro sobre blanco el esbozo de lo que, a diez años vista, podría ser una carretera de gran capacidad con la que unir la costas oriental y occidental de la provincia. El estudio inicial, contratado a la empresa dirigida por el ingeniero José Alba, ARCS, dibuja sobre el mapa una primera alternativa, que el propio técnico reconoce como principal, con recorrido de casi 50 kilómetros y un coste estimado de 760 millones de euros.

De acuerdo con el esquema propuesto, de esta longitud, 28 kilómetros corresponden con la sección oriental, que desde el núcleo de Chilches (Vélez-Malaga) enlazaría con la actual hiperronda, con un valor próximo a los 449,64 millones. Los 21 kilómetros restantes (3 de ellos en túnel por la Sierra de Mijas) discurrirían por la parte occidental, desde la segunda ronda de circunvalación de la capital de la Costa del Sol hasta finalizar a la altura de Fuengirola. El coste de este segmento ronda los 314,99 millones.

La financiación pasaría por una fórmula de colaboración público-privada

Si bien en el caso de la que sería segunda ronda este de Málaga solo se postula una solución, en el caso de la parte occidental el estudio pone sobre la mesa otras tres opciones de recorrido, que podrían llegar a elevar la inversión necesario a hasta 626,76 millones euros. La de mayor longitud alcanzaría como punto de destino Marbella.

El ejercicio teórico encargado por el Consistorio fue expuesto ayer en una reunión a la que fueron invitados los máximos responsables de la Junta de Andalucía en Málaga, el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo; el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y los alcaldes de los 14 municipios que podrían llegar a verse afectados por esta infraestructura. Pero el interrogante que no tiene respuesta radica en la disposición o no del Ministerio de Fomento, institución competente en esta materia, a asumir entre sus intervenciones futuras la vía perimetral impulsada por De la Torre. El regidor confirmo que "oficiosamente" se le ha transmitido la información sobre el estudio a los responsable del ministerio, si bien habrá de ser objeto de un encuentro formal para avanzar en el asunto.

A esta primera duda se añade el modo en que se financiaría una obra de esta envergadura. Sobre el particular, el regidor aludió a la vía de colaboración público privada anunciada hace algunos meses por la Administración central. Una opción que, a juicio de Alba, permitiría rebajar la carga sobre el usuario de una carretera que, todo apunta, debería incluir algún tipo de peaje. "Estas cuestiones son financiables si se montan bien, combinando lo publicó y privado; no es con los peajes que cubran la totalidad de financiación porque salen muy altos y no se usan suficientemente", dijo el ingeniero encargado del estudio.

Conforme a los objetivos de la iniciativa, tanto De la Torre como Alba aludieron a la necesidad de anticiparse en el tiempo a los problemas futuros de movilidad en un espacio geográfico que seguirá creciendo. Más aún cuando, según el técnico, desde el momento en que se toma la decisión de ir adelante con una actuación de este tipo hasta que la misma es una realidad pasan entre ocho y diez años. "Hay que dar respuesta a los temas de transporte y movilidad, es una zona que crece a un ritmo fuerte", abundó el alcalde. Y recordó que con este encargo se hace algo semejante a lo que ya hizo el Ayuntamiento en 1997 cuando se pusieron las bases de la actual hiperronda. "Se trata de que nos anticipamos a los hechos, que va a crecer el tráfico, y que las infraestructuras nunca sean un elemento negativo, un cuello de botella", dijo. A pesar de lo embrionario del planteamiento, llegó a señalar la posibilidad de que los ayuntamientos hagan previsiones respecto a los suelos necesarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios