Dictan alejamiento para la madre del bebé de 18 meses imputada por maltrato

  • La mujer y su pareja fueron puestos en libertad aunque la juez acordó conceder la custodia al padre

El Juzgado de Instrucción número 3 de Málaga ha imputado por un delito de maltrato a la madre del bebé de 18 meses que fue ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga el pasado domingo a consecuencia de diversas lesiones. Tras prestar declaración ante la juez de guardia, tanto la madre como su pareja sentimental fueron puestos en libertad con una orden de alejamiento del menor, según informaron ayer fuentes judiciales.

La juez también acordó conceder la custodia del menor a su padre biológico, que no vivía en la provincia de Málaga pero que se trasladó cuando el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía le puso en conocimiento del caso. Ayer ya se encontraba con el pequeño en el centro hospitalario, en el que continuaba ingresado. Sin embargo, según subrayaron fuentes del Hospital la evolución del bebé es favorable y su estado no reviste gravedad.

"El niño se encuentra estable y se le están haciendo una serie de pruebas para descartar otras lesiones", explicó ayer el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Daniel Pérez. Además subrayó que el niño ya se encuentra acompañado por su padre biológico. Lo que no supo precisar fue cuándo recibirá el alta médica.

La Policía detuvo en la madrugada del pasado lunes a la madre y a su pareja sentimental en el hospital Materno Infantil de Málaga, como supuestos autores de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. La detención se produjo después de que la madre acudiera a Urgencias para que atendieran al pequeño porque aseguraba que se había caído de la cuna.

Sin embargo, en la revisión los pediatras encontraron hematomas en distintas zonas del cuerpo y lesiones que no coincidían con la versión dada por la progenitora. Además, hallaron distintos niveles de evolución en dichas hematomas, lo que significa que no se produjeron en el mismo momento, sino en días sucesivos. Ante la sospecha de los facultativos, se activó el protocolo correspondiente por sospecha de malos tratos, con la participación del Servicio de Protección del Menor y las Fuerzas de Seguridad del Estado, y se puso el caso en conocimiento del juzgado.

Tras la investigación policial, que se alargó durante casi dos días, el martes por la tarde los detenidos pasaron a disposición judicial. La madre, de 25 años, y su pareja sentimental, de 22, son vecinos de la zona de Carretera de Cádiz y de nacionalidad española.

Fuentes cercanas al caso también apuntaron que a finales del pasado mes de enero el mismo pequeño tuvo que ser atendido en Urgencias, aunque no necesitó de estancia hospitalaria. Una vez que su madre y su compañero fueron detenidos, actuaron de forma conjunta el Servicio de Protección de Menores, la Policía y el Juzgado. Desde la Junta de Andalucía se inició la búsqueda del padre biológico del pequeño, el familiar más cercano y al que correspondía la custodio en el caso de retirarla a la detenida, como finalmente ha sucedido. En todo momento se ha actuado de forma coordinada para atender al menor desde el punto de vista sanitario y social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios