La Diputación de Málaga congela las inversiones para 2008

  • La entidad provincial plantea para el año próximo un Presupuesto de 295 millones de euros, que suponen un aumento del 6,7% respecto al actual ejercicio

La Diputación de Málaga contará el próximo año con un Presupuesto consolidado de 295 millones de euros, que representan un crecimiento del 6,7 por ciento respecto al actual ejercicio. A pesar de este crecimiento, las inversiones de esta entidad permanecerán el próximo año prácticamente congeladas, al disponer 67,8 millones de euros. En este sentido, las transferencias de capital programadas para que los ayuntamientos acometan inversiones se elevarán en 2008 a 46,9 millones de euros, frente a los 47,3 del año pasado.

El presidente de la entidad, Salvador Pendón (PSOE), que presentó ayer las cuentas junto a su socia de gobierno Encarnación Páez (IU), aseguró, en primer lugar que la Diputación, en realidad, dispondrá en 2008 con más fondos para inversiones que en 2007, ya que han concluido proyectos que consumían gran parte de los fondos. En este sentido, precisó que este año se han destinado 15 millones de euros al nuevo edificio de la Diputación, al palacio de congresos de Antequera y a otra obra de envergadura en Vélez Málaga, iniciativas que ya han concluido por lo que esta cantidad queda libre en 2008 para nuevos proyectos.

Además, Salvador Pendón recordó que la Diputación es, en esencia, una administración "prestadora de servicios y no una gran inversora".

El presupuesto exclusivo para la Diputación (sin contar con las entidades dependientes como el Patronato de Recaudación, la Sopde y Emprovima), se eleva este año a 254 millones, un 6,6 por ciento más que el ejercicio actual. Los gastos corrientes (personal, bienes corrientes y servicios y transferencias corrientes) crecen en conjunto un 8,9 por ciento al superar los 144 millones de euros. En estos capítulos son las transferencias corrientes (dinero que se destina a los ayuntamientos para gastos finalistas) los que más aumentan, concretamente un 19 por ciento, al pasar de 25,5 millones a 30,4.

También los gastos financieros previstos para 2008 experimentan un importante incremento, al alcanzar los 9,4 millones de euros, frente a los 8,1 millones del año pasado, cifras que suponen una subida del 16 por ciento.

La Diputación, además, ha elevado el pasivo financiero para el año que viene hasta los 32 millones de euros, cantidad que representa un crecimiento del 7,7 respecto al año pasado. En este sentido, el presidente de la entidad y el diputado de Hacienda, Cristóbal Bonilla, destacaron ayer la buena salud económica de la entidad, puesto que su nivel de endeudamiento se sitúa en este momento en el 98 por ciento, cuando se permite que suponga hasta el 110 por ciento de los ingresos corrientes.

En relación al presupuesto de ingresos, los mayores incrementos se detectan en la participación en los impuestos directos. En este sentido, la Diputación ingresará el año próximo 20,3 millones de euros, un 25 por ciento más. Los impuestos indirectos crecerán por encima del cuatro por ciento, hasta alcanzar los 18,7 millones. Además, el presupuesto provincial contempla aumentar en un 141 por ciento los ingresos patrimoniales, hasta elevarlos a 5,8 millones.

Finalmente, prevé ingresar tres millones de euros por la venta de patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios