La Diputación saca a concurso tres plazas de dirección que dará "discrecionalmente"

  • Los puestos se prevén para funcionarios, pero se abre la puerta a personal fijo y privados

La Diputación provincial de Málaga ha sacado a concurso público tres plazas de directores generales de distintas áreas de la Corporación, previstas para funcionarios pero a cuya convocatoria también podrán presentarse personas procedentes del ámbito privado y que serán designadas directamente por la diputada de Recursos Humanos de la institución teniendo en cuenta "la apreciación discrecional de los méritos alegados".

Los puestos que el equipo de gobierno del PP pretende cubrir mediante esta convocatoria, hecha pública ayer en un edicto publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (BOP), son los de directores generales de Ciudadanía, Economía y Servicios y Modernización Local, cuya retribución prevista para cada uno de ellos será de 59.500 euros anuales.

Según la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, y aparece reflejado en el propio edicto de la Diputación, para participar en un proceso de estas características es necesario ser funcionario de carrera, "salvo que el correspondiente reglamento orgánico permita que en atención a las características específicas de las funciones de tales órganos directivos su titular no reúna dicha condición de funcionario.

En ese sentido, el equipo de gobierno se ampara en que el artículo 141 del Reglamento Orgánico de la institución, tras la modificación aprobada por el Pleno un mes antes de las pasadas elecciones municipales, establece que podrán optar a la convocatoria "el personal laboral fijo de las administraciones públicas en puestos que requieran titulación superior o con contrato de alta dirección, o bien se trate de un profesional del sector público o privado titulado superior con experiencia en funciones directivas o gerenciales".

Así, se justifica la apertura del proceso en atención a que "dichas funciones aconsejan tener en consideración no sólo al personal que presta sus servicios para la Administración pública, sino también la trayectoria y méritos de los profesionales titulados superiores procedentes de la empresa privada".

En ese sentido, en el edicto se incluye que la designación del personal directivo se realizará a propuesta de la diputada delegada de Recursos Humanos y Servicios Generales, María del Pilar Fernández-Figares, en la que se tendrá en cuenta "la apreciación discrecional de los méritos alegados".

Fuentes de la oposición aseguraron a este periódico que las tres plazas podrían estar pensadas para Marta Olea, responsable de Comunicación de la Diputación en el anterior mandato, y Carlos García y Resurrección Hernández que también formaron parte de la Corporación supramunicipal como asesores.

Las solicitudes dirigidas al presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, deberán presentarse en el plazo de diez días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios