La Diputación sitúa el techo salarial de su personal eventual en 59.900 euros

  • El dato es inferior a la retribución máxima que se aplicó el pasado mandato, cuando un director general llegó a percibir 95.000 euros

El "nuevo tiempo" político por el que ya transita la Diputación provincial de Málaga tras su constitución el pasado lunes tiene un efecto más que evidente sobre los niveles salariales de su recortada plantilla de eventuales. Tanto es así que si hace ahora cuatro años el equipo de gobierno, también con Elías Bendodo al frente, dio luz verde a una distribución retributiva que llegaba a alcanzar los 95.000 euros (era el caso de uno de los directores generales), ahora el techo en cuanto a los emolumentos cae de manera destacada hasta los 59.900 euros brutos anuales.

La cuantía se corresponde con el cargo de jefe de gabinete, según los datos aportados ayer por la portavoz del equipo de gobierno del PP, Francisca Caracuel. Lo que por el momento no ha trascendido es la identidad de las personas que van a ocupar cada uno de los 28 puestos eventuales cuya contratación será aprobada hoy mismo en el Pleno de organización de la institución. Este número queda distribuido en seis directores de área, que cobrarán 49.900 euros; siete directores técnicos, con una retribución de 39.900 euros (en 2011 la horquilla era de entre 35.000 y 66.000 euros); y dos secretarias de dirección, que tendrán sueldos de 49.900 y 39.900 euros respectivamente.

A este personal, directamente vinculado al Ejecutivo provincial, hay que añadir la designación del personal de los cinco grupos políticos con representación en la institución supramunicipal. Cada uno dispondrá de un coordinador, con un salario bruto anual de 44.900 euros. Asimismo, en el caso del PP y de IU, habrá dos asesores técnicos, por 19.900 euros, respectivamente, mientras que el PSOE, Ciudadanos y Málaga Ahora contarán con un solo asesor, con una consignación de 39.900 euros, respectivamente.

El arranque del mandato se produce con un importante recorte en los cargos eventuales, cumpliendo de ese modo el pacto de investidura suscrito entre el PP y Ciudadanos. Caracuel hizo hincapié en ello y recordó que en 2008 eran 64 los cargos de confianza que había en la institución había 64, con un coste global para las arcas provinciales de 2,9 millones. La cifra se redujo en 2012, ya con el PP, a 51 cargos de confianza, con un coste de 2,3 millones. "Damos paso ahora al último cambio, que supone la reducción de 51 a 28 cargos de confianza, dejando el coste total en 1,15 millones y produciendo un ahorro de 1,7 millones", valoró la también diputada provincial de Economía.

A las medidas relativas al personal de confianza hay que añadir la aplicación de una reducción del 7% en el sueldo de todos los diputados de la Corporación, contribuyendo a un ahorro de 700.000 euros anuales. La aplicación de estas acciones a todo el mandato deberán suponer un ahorro de 5,2 millones de euros.

El Pleno de hoy también servirá para aprobar la nueva estructura organizativa de la institución, con un equipo de gobierno que dispondrá de sólo dos vicepresidencias, encabezadas por Francisco Salado y Ana Mata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios