Doce emprendedores impulsan a Málaga

  • La Costa del Sol sigue siendo un referente para la creación de empresas. Estas jóvenes compañías lo demuestran

¿Quién dijo que los jóvenes malagueños sólo quieren ser funcionarios? Efectivamente, un horario de 8.00 a 15.00, un sueldo más que decente y un amplio calendario de vacaciones apetecen a cualquiera, máxime en una sociedad en la que cada vez nos hemos vuelto todos más cómodos. Pero, como en toda norma, también hay excepciones. Los doce jóvenes que mostramos en estas páginas han tenido que invertir todo su dinero sin saber si algún día lo van a recuperar, trabajan 15 horas diarias y están intentando salir adelante por sí mismos, sin la ayuda de nadie. Son los 12 emprendedores que resultaron finalistas en el V Premio Junior de Empresas organizado por el Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (IMFE), dependiente del Ayuntamiento de Málaga, y Popular TV y que ha contado en el jurado con representantes de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), la Cámara de Comercio, la Universidad de Málaga, la escuela de negocios Esesa y Málaga hoy.

El ganador del certamen, dotado con 6.000 euros, fue Insecta Soluciones Biológicas, mientras que Fugaqua y Bertiente quedaron en la terna de últimos finalistas. Pero esto era prácticamente la anécdota. Lo importante era comprobar, un año más, que los emprendedores siguen apostando por Málaga y que esta provincia mantiene su liderazgo en la creación de sociedades en Andalucía. Y ya van 12 años consecutivos. De hecho, al concurso se presentaron 47 proyectos, frente a los nueve que lo hicieron en su primera edición hace cuatro años.

Enrique Nadales, director del IMFE, asegura con satisfacción que "el premio se está consolidando y empieza a tener impacto en la sociedad". Nadales apunta que "vamos a seguir apostando por el premio, que es el de mayor cuantía para emprendedores de la provincia y en 2008 vamos a aumentar la dotación económica".

El ganador de esta edición está especializado en el control de plagas biológicas, aunque la diversidad de sectores ha sido la nota dominante. Empresas tecnológicas, distribuidores textiles, despachos de arquitectos, productoras audiovisuales, ingenieros expertos en estadísticas que lo aplican a resolver quinielas... El nivel de los emprendedores es alto y si bien Málaga es una economía de servicios, también se abre a nuevos campos. Nadales considera que los servicios, la tecnología y el medio ambiente son los nuevos yacimientos de empleo. Los próximos emprendedores ya saben por dónde empezar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios