Doce heridos vuelven a su país, junto a sus familiares y un equipo psicológico

  • Dos personas consiguieron el alta voluntaria para trasladarse a hospitales de Finlandia

Doce de los 38 heridos en el accidente ocurrido en Torremolinos el pasado sábado pudieron volver a su país ayer por la tarde en un vuelo no regular fletado por el Gobierno finlandés rumbo a Helsinki, en el que también viajaron 10 familiares llegados esa misma mañana, además de un médico y cuatro psicólogos del país nórdico, según confirmaron fuentes de Cruz Roja Málaga.

Entre los 12 heridos, había dos (una mujer de 61 años y que viajaba en silla de ruedas y un hombre de 50 con varias lesiones) que aún no tenían el alta hospitalaria, pero que habían pedido la salida voluntaria. El Hospital Clínico, donde estaban ingresados, lo autorizó y pudieron regresar a su país, donde volverán a ser hospitalizados.

También iba en el avión un niño de un año que ayer recibió junto a su padre el alta en el Hospital Materno. El pequeño viajó solo, ya que su padre se quedó junto a la mujer, de 32 años, y que se recupera de sus heridas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico.

"Muchos de ellos necesitan tener un médico o una enfermera al lado y si no pueden permanecer sentados no van a regresar de vuelta todavía, no podrán aguantar el vuelo", explicó Päivi Muma, jefa del equipo de Cruz Roja en Finlandia. Nueve aún permanecerán durante unos días en el hotel, a la espera de estar preparados para regresar a casa y olvidar este trágico suceso.

Los que recibieron la autorización para su partida fueron examinados en el propio hotel por médicos del país nórdico, que dieron su visto bueno para un viaje de cinco horas.

En el día de ayer, según confirmaron fuentes de la Delegación Provincial de Salud, se firmaron dos altas médicas y tres traslados voluntarios, por lo que hoy sólo quedan 13 pacientes ingresados.

Hoy está previsto que llegue otro vuelo con más familiares, probablemente de las víctimas mortales, a las que hasta la fecha se les había recomendado permanecer en Finlandia, dado que aún no habían sido identificadas con exactitud.

Los heridos ingresados en todos los hospitales de la capital, además del Costa del Sol de Marbella, contaron con la atención psicológica de los miembros de emergencias de Cruz Roja Finlandia y Cruz Roja Málaga. Éstos últimos, además, desplegaron el dispositivo de salida en el hotel El Griego de Torremolinos, donde se alojan familiares y heridos. A éstos últimos les ofrecieron ropa deportiva y calzado, ya que muchos habían perdido todo su equipaje en el amasijo de hierros en que quedó convertido el autobús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios