Domínguez de Gor: "No me entiendo con el obispo, no es santo de mi devoción"

Las imágenes del desayuno-coloquio con Rafael Domínguez de Gor Las imágenes del desayuno-coloquio con Rafael Domínguez de Gor

Las imágenes del desayuno-coloquio con Rafael Domínguez de Gor / Javier Albiñana

El presidente de Mayoral señaló ayer que su empresa participó hace años en proyectos como la restauración de un órgano de la Catedral de Málaga, en el que invirtieron 40 millones de las anteriores pesetas, pero que esa relación con el Obispado se ha roto por un motivo claro: "No fuimos más allá porque no me entiendo con el obispo de Málaga [Jesús Catalá], no es santo de mi devoción", dijo tajante Domínguez de Gor. El empresario habló sobre el debate en la ciudad de si se debe construir o no la segunda torre de la Catedral para terminarla y que deje de llamarse La Manquita, aunque mostró una posición "neutra". "La torre de la Catedral no es lo que más necesita la ciudad, pero si se acabara me parecería bien, por lo que tengo una posición neutra", dijo.

Domínguez de Gor alabó la "transformación de Málaga en todos los aspectos" en los últimos años y puso como ejemplo que "cuando buscaba ejecutivos para la empresa hace 40 años era un problema porque no había una universidad y había poca gente formada, mientras que si ahora necesito 40 ingenieros los encuentras seguro en Málaga". El presidente de Mayoral sí lamentó que no haya en Andalucía grandes cadenas hoteleras como ocurre en Baleares y consideró que, en parte, puede deberse a que no se está destacando la figura del empresariado.

El empresario malagueño, que recalcó estar muy unido a esta tierra, señaló que está jubilado y que, aunque por las mañanas está en la compañía, por las tardes se está dedicando a escribir sus memorias. "Llevo ya 400 páginas y aún no he metido las fotografías. No pretendo publicarlas sino dejarlas para mi familia", señaló Domínguez de Gor, que sigue jugando al tenis, una de sus mayores pasiones.

Entre sus proyectos más ilusionantes está la finalización de la nueva fábrica de Mayoral en los antiguos terrenos de Intelhorce. Domínguez de Gor aseguró que finalizará la obra en unos tres meses y que se tardará un año en incluir toda la operativa logística, por lo que se abrirá en junio de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios