La EMT congelará sus tarifas para 2010 y creará un nuevo bonobús que permitirá el transbordo

  • Del 34% de usuarios que utiliza la actual tarjeta multiviaje, casi el 90% necesita más de un autobús para llegar a su destino

La Empresa Malagueña de Transportes (EMT), dependiente del Ayuntamiento de Málaga, congelará sus tarifas para 2010, siempre que "las condiciones económicas y financieras generales no varíen", precisó el concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, quien recordó que están pendientes de aprobación los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y las cuentas de la Junta de Andalucía, haciendo especial referencia a aspectos como la subida de un punto del IVA y la 'ecotasa'. Pese a esto, se creará una nueva tarjeta que permitirá hacer transbordos y cuyo coste será de siete euros.

El concejal de Movilidad, que informó hoy de las tarifas del transporte urbano para el próximo año, las cuales se propondrán al consejo de administración del jueves, señaló que este nuevo bonobús transbordo tendrá 10 viajes, aunque los desplazamientos de origen a destino realizados en una hora, sin límite, se contabilizarán como un único trayecto.

La puesta en marcha de este bonobús transbordo supondrá que se suprima la actual tarjeta de 10 viajes, una decisión que Casero defendió argumentando que con sólo con un transbordo el ciudadano ya obtiene un ahorro. Asimismo, resaltó que se reducirá de forma notable el gasto de las personas que utilizan frecuentemente el transporte público y que necesitan coger varios autobuses para ir de origen a destino.

Este nuevo título responde a una demanda de "hace años", por lo que ha sido muy bien acogido por las asociaciones de consumidores. Así, el presidente de Facua Málaga, Manuel Sánchez Vicioso, afirmó que supondrá "una bajada interesante de los precios". Por otra parte, aprovechó para reclamar al Gobierno central subvenciones para el transporte público, como tienen Madrid y Barcelona.

De igual modo se pronunciaron la secretaria general de Al-Ándalus Málaga, Teresa Martín de la Hinojosa, que aseguró que esta nueva tarjeta "facilitará la movilidad de los ciudadanos y fomentará el uso del transporte público, lo que favorecerá la mejora del medio ambiente", y el presidente de UCE Málaga, Jesús María Burgos Moreno, quien insistió en que "supondrá un ahorro y así se usará más el servicio público".

Precisamente, Casero justificó la sustitución de la tarjeta multiviaje por el bonobús transbordo aludiendo a cuestiones geográficas, en relación al "crecimiento de la ciudad y la dispersión de los distintos puntos de destino del viajero"; técnicas, ya que el sistema de control mediante tarjeta sin contacto "permite calibrar muy bien cuál es el movimiento origen-destino", y sociales, en tanto que la demanda de billete con derecho a transbordo es "reiterada" por parte de determinados colectivos, y mencionó el distrito de Campanillas.

Según datos de la Empresa Malagueña de Transportes, un 34 por ciento de los usuarios actuales de los autobuses urbanos utiliza el bonobús multiviaje, de los que casi el 90 adquiere esta tarjeta porque tiene que hacer transbordo.

En cuanto a los precios, el edil de Movilidad aseguró que el de la tarjeta transbordo es superado por otras ciudades españolas como Palma de Mallorca, Barcelona, Valencia o Madrid. También hizo referencia, respecto a las tarifas, al billete ordinario, que, con un coste de 1,10 euros, es, según aseveró, uno de los más económicos del país, frente a los 1,35 euros de la Ciudad Condal o los 1,30 euros de San Sebastián.

La tarjeta mensual, que permite viajes ilimitados durante un mes, mantendrá el precio de 2009, es decir, 34,30 euros, al igual que la de estudiantes, que seguirá costando 23 euros.

Las tarjetas de jubilados continuarán siendo gratuitas para el colectivo que cumpla las condiciones establecidas. De igual modo, se mantienen la dirigida a personas con movilidad reducida y la de Ayuda Empleo, para quienes estén en búsqueda de trabajo y estén en los programas de empleo del Ayuntamiento.

Casero apuntó que esta congelación de tarifas supondrá "un sacrificio importante" para la EMT dada la situación actual de crisis económica, por lo que, tras llevar a cabo un estudio de los gastos, se intentará "reducir todo aquello que no se considere estrictamente necesario", y puso como ejemplos no poner este año la caseta que tradicionalmente la empresa tenía en la Feria o también ciertos recortes en la propia estructura de la empresa.

De todos modos, comentó que la única manera de cuadrar las cuentas de la EMT es mantener un nivel de usuarios similar al actual, lo que supone "todo un récord". La previsión, de hecho, es repetir este año los 45 millones de viajeros anuales.

Por otra parte, el edil del PP anunció también que se está estudiando la puesta en servicio de una línea directa entre el centro de la ciudad y el aeropuerto y viceversa, que no efectuaría paradas intermedias. El autobús actual que hace este recorrido se mantendría.

El portavoz municipal socialista, Rafael Fuentes, consideró "una absoluta falta de respeto" que el equipo de gobierno del PP informase en rueda de prensa de las tarifas de la EMT para 2010 cuando, a su juicio, "esa propuesta primero tendría que haberla llevado al consejo de administración de la empresa". "No conocemos toda la información, pero parece que se trata de las propuestas que el PSOE presentó en la Comisión de Pleno de Economía y Hacienda de septiembre y que fueron rechazadas por el equipo de gobierno", manifestó Fuentes, quien tachó de "incoherente" la actitud del PP, ya que "traen lo que nos dijeron que no hace un mes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios