El ERE de Isofotón afectará a 715 empleados, el 95% de la plantilla

  • La empresa prevé despedir a estos trabajadores 90 días en el año · Quiere frenar la producción y no acumular un mayor 'stock' de paneles fotovoltaicos, que no consigue vender por la crisis financiera

Comentarios 8

Los sindicatos se quedaron cortos en sus previsiones. El fabricante malagueño de paneles solares Isofotón presentará mañana al comité de empresa un expediente temporal de regulación de empleo que afectará a 715 empleados, el 95% de la plantilla. La mayoría de los perjudicados estarán, lógicamente, en Málaga ya que Isofotón cuenta con cerca de 700 trabajadores en su centro fabril ubicado en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), y en torno a medio centenar en Madrid dedicados a labores directivas, comerciales y de administración. El ERE, que será presentado mañana ante el Ministerio de Trabajo en Madrid, tendrá, en principio, una duración de 90 días a lo largo de 2009. La empresa estudia que el paro se produzca durante 20 días seguidos y los 70 restantes de forma repartida durante el año en función de sus necesidades de producción. Los días en los que los trabajadores estén inactivos podrían cobrar directamente el paro. En cualquier caso, Isofotón empezará este viernes a negociar con el comité de empresa posibles cambios sobre su postura inicial.

Fuentes de la empresa explicaron ayer a este diario las causas por las que presenta este ERE tan drástico. "La compañía ha tomado esta decisión ante la situación de paralización temporal del mercado fotovoltaico por el cambio regulatorio en España [en septiembre pasado se redujeron las primas] y por las restricciones de crédito a la financiación de proyectos fotovoltaicos, causadas por la actual crisis financiera internacional", apuntaron.

Desde Isofotón señalan que muchos de los clientes que les habían contratado para construir parques solares en España, Estados Unidos, Alemania e Italia están teniendo problemas para conseguir los créditos necesarios "y las expectativas de que esta situación pueda perdurar en el primer cuatrimestre de 2009 hacen necesario plantear la suspensión temporal de los contratos para adecuar la producción a la demanda actual y evitar un fuerte crecimiento de stock no financiable". Isofotón pretende así frenar su producción para no acumular un mayor stock que no consigue colocar en el mercado, perdiendo rentabilidad. Según la empresa, con esta medida "reducimos nuestra necesidad de compras y fortalecemos nuestra posición financiera, consolidando el futuro de la compañía a medio y largo plazo".

En Isofotón aseguran que en el segundo semestre del pasado año redujeron sus costes un 28% y confían en que la actual situación económica, que consideran "coyuntural y financiera", empiece a remontar en el segundo semestre de 2009. Además, la empresa malagueña espera que en el presente ejercicio esté a pleno rendimiento el nuevo Real Decreto aprobado por el Gobierno que permitirá instalar 500 nuevos megavatios de energía solar en España, a la vez que subraya la apuesta de los principales países del mundo por las energías renovables, donde la solar y la eólica son las puntas de lanza.

El ERE que presentará Isofotón mañana al comité es mucho más duro de lo que esperaban los propios sindicatos, que esta semana creían que afectaría a un tercio de la plantilla. Es temporal a lo largo del año pero está sujeto a la esperanza de que se revierta la dura situación económica mundial. De ello depende una de las principales empresas de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios