Ecologistas denuncian que una cantera ha invadido una zona protegida en Ojén

  • La zona de extracción fue sacada del perímetro protegido porque tenía derechos adquiridos de explotación desde los años 80, pero al parecer se ha metido en un LIC

Hace casi seis años que la Unión Europea declaró a Sierra Blanca como Lugar de Interés Comunitario (LIC) por sus especiales características que la hacen casi única, a pesar de que varias canteras explotan la zona desde hace años. El trazado del nuevo espacio protegido se hizo bordeando una de ellas, situada en el paraje conocido como los Llanos de Purla en Ojén, para no afectar a la concesión de explotación que una empresa malagueña tenía concedida desde los años 80. Sin embargo, al parecer, ahora ha sobrepasado el límite autorizado y ha invadido la zona que está protegida.

La supuesta invasión del LIC, según ha podido saber este periódico a raíz de la denuncia de un grupo ecologista, se habría producido ya hace varios meses y queda constatado con la medición que han realizado mediante el sistema de información geográfica de parcelas agrícolas (Sigpac), un mecanismo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que permite identificar geográficamente las parcelas declaradas por los agricultores y ganaderos e información de ámbito medioambiental como la Red Natura que incluye los espacios protegidos declarados por la Unión Europea en España. Según señalaron las fuentes, ya se ha deforestado una zona de alrededor de media hectárea del LIC que estaba formado por un denso bosque de pinos carrasco y que sobresale el perímetro de la concesión, aunque aún no se está extrayendo ningún material de ese espacio.

La Delegación Provincial de Medio Ambiente, que desconocía los hechos, se limitó a aclarar que la cantera está fuera del LIC de Sierra Blanca y que cuando se propuso su protección "se rodearon las 30 hectáreas de monte privado para que se pudiera seguir ejerciendo la actividad que ya estaba autorizada con anterioridad". Pero el departamento provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía negó que se estuvieran llevando a cabo tareas de extracción en este espacio por ser, insistió, "únicamente una planta de machaqueo", a pesar de que es evidente la explotación que se ha llevado a cabo.

Otras fuentes consultadas por este periódico explicaron que la ampliación de esta cantera en diez hectáreas fue autorizada por la Junta de Andalucía con el propietario en los años 90 a cambio de una finca de pinsapos de 400 hectáreas que poseía en Ronda. El interés de muchas empresas por la extracción de material para la construcción en esta sierra de Ojén radica en la dolomía, una roca carbonatada que tiende a fragmentarse (que es cuando recibe el nombre de caquirita o dolomía sacaroide) y formar grandes arenales facilitando la tarea enormemente a la hora de machacarla.

Hay pocos lugares en el mundo donde se puede encontrar este tipo de roca tan demandada para la construcción y esa zona de la provincia de Málaga es una de ellas, junto a la Sierra de Mijas y parte de la Sierra Tejeda y Almijara. También está bien representada en Sierra Nevada. Los suelos que forma son arenosos, con poquísima capacidad para retener el agua que se infiltra en profundidad. En estas condiciones ecológicas aparece una vegetación muy característica con un alto índice de endemismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios