Economistas prevén una tasa de paro inferior al 20% antes de final de año

  • El Colegio asegura que la provincia está "creciendo bien, a la velocidad de crucero y adecuada para lo que necesita"

Interior de la fábrica Victoria. Interior de la fábrica Victoria.

Interior de la fábrica Victoria. / javier albiñana

El Colegio de Economistas de Málaga prevé un crecimiento del 3,1% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia de Málaga y que la tasa de desempleo descienda a niveles inferiores a los 20 puntos antes de final de 2017. Así lo afirmó el decano del Colegio de Economistas, Juan Carlos Robles, junto al vicedecano, Antonio Pedraza, y el director del Servicio de Estudios, Fernando del Alcázar, durante la presentación del Barómetro Económico de la provincia de Málaga correspondiente al segundo trimestre.

Según apuntaron, la provincia está "creciendo bien, a la velocidad de crucero y adecuada para lo que necesita", ya que, según el Barómetro, se están creando 30.000 puestos de trabajo cada año, hay más de un tres por ciento de crecimiento del PIB, se han superado los 600.000 afiliados a la Seguridad Social -cifra únicamente alcanzada en 2006 y 2007-, y un desempleo actual del 21,94% "que con este crecimiento sano vamos a bajar antes de final de año y en el tercer trimestre de ese número maldito del 20%".

Estamos abandonando la crisis sin estridencias para tener buen empleo y tener más patas"Juan Carlos RoblesDecano del Colegio

Al respecto, destacaron la incorporación de nuevos sectores productivos a la economía malagueña, el industrial y la agricultura, que han generado un 33 y un cinco por ciento de empleo más respecto al mismo periodo del año anterior. "Lo tradicional nuestro es el turismo y servicios, y si eso se complementa con el agrícola, que tiene un componente industrial interesantísimo, es algo alentador e interesante".

Además, subrayaron que el sector tecnológico de Málaga está "muy bien posicionado" gracias al impulso del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que, según afirmaron, "estamos en la pole para ser la provincia andaluza que más empiece a empujar, porque tenemos la infraestructura". "Estamos abandonando la crisis sin estridencias para tener buen empleo y tener más patas, contribuyendo a una economía más moderada y estando más preparados ante el próximo envite negativo de crisis", definió Robles, asegurando que "a nadie le quepa la menor duda que vendrá otra crisis y habrá que aguantarla".

El Barómetro de los Economistas de Málaga recoge, entre sus indicadores positivos, una situación "mucho más optimista" en el mercado inmobiliario, detallando que el número de viviendas visadas ha llegado casi a 2,5 veces más que el número de finalizadas, mientras que las acabadas se han multiplicado por 1,5 respecto al ejercicio anterior. Según explicó Del Alcázar, "esto indica que se va a construir mucho más, se recupera el sector inmobiliario y hay mucha más confianza en que se va a construir mucho más".

Al tiempo, destacaron las cifras "realmente espectaculares" del número de turistas llegados a la provincia de Málaga. Así, han resaltado el incremento del 16,84 por ciento del tráfico aéreo respecto al mismo periodo del año anterior, cifrando el turismo nacional en un 7,7% y siendo el turismo extranjero "la gran baza" de la economía.

En otro punto, como indicadores moderadamente positivos, han indicado que la evolución de la inflación malagueña continúa contenida al 1,7 por ciento, destacando que el Índice de Precios al Consumo "sigue por debajo de la inflación general". No obstante, esto afecta a la inflación y el precio de las materias primas, especialmente de los carburantes, "que está creciendo demasiado y puede influir en nuestra competitividad". Al tiempo, el número de concursos de acreedores declarados continúa "estable" y se mantiene en los 25, y la matriculación de vehículos continúa aumentando a un ritmo "leve" del 3,01% pero positivo y sin ayudas estatales.

El informe constata que la provincia malagueña está creando 30.000 puestos de trabajos anuales, aunque explicaron que el Barómetro, que corresponde al segundo trimestre de 2017, no contabiliza los datos de contratación del verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios