Educación obliga a crear grupos bilingües con alumnos de varias aulas

  • Los profesores advierten que la pérdida de la cohesión de la clase pone en riesgo la motivación de los estudiantes y el éxito académico de la formación plurilingüe

Comentarios 1

La Consejería de Educación ha decidido dispersar los grupos bilingües en varias aulas. Hace dos años informó a los centros de Educación Primaria y Secundaria acogidos al programa de bilingüismo de que a partir de este curso no pueden concentrar en un único grupo los alumnos que estudian parte de las asignaturas en un segundo idioma, sino que deben estar redistribuidos en clases que siguen el plan de estudios convencional.

Los profesores del Instituto Cánovas del Castillo han dado la voz de alerta sobre las consecuencias de esta medida. El Cánovas del Castillo y el colegio Lex Flavia fueron pioneros en Andalucía en incorporar el bilingüismo, en modalidad de francés, que introdujeron con carácter experimental en 1998. Desde entonces los estudiantes del programa bilingüe han conformado un único grupo que se mantenía prácticamente inamovible hasta que concluía cada nivel de estudios. Este elemento se ha perdido. Ahora los estudiantes bilingües de estos centros sólo están juntos cuando las clases se desarrollan en francés.

Además del pequeño lío organizativo, los profesores avisan que esta nueva forma de entender las líneas bilingües acabará con lo mejor que ha dado de sí el plan: alta motivación del alumnado y un porcentaje de aprobados muy por encima de la media.

"Se pierde la cohesión del grupo porque estos alumnos sólo están juntos en algunas asignaturas", puntualizan el jefe del departamento de francés y la coordinadora de bilingüismo del Cánovas del Castillo, José Manuel Pérez y Victoria Bermal.

Los profesores de la sección bilingüe del centro entienden que esta cohesión cimienta y abona la alta motivación que presentan los alumnos de estos grupos, lo que a su vez implica un mayor grado de éxito académico. "En cuarto A [con mayoría de alumnos bilingües] el porcentaje de aprobados ha sido del 90 por ciento y, sin embargo, en cuarto B sólo llegó al 30 por ciento", apunta Salvador Vera, profesor de Matemáticas en francés del Cánovas del Castillo.

¿Por qué este cambio? "Creemos que Educación piensa que se estaban creando grupos de élite dentro de los institutos", apunta el director del instituto, Francisco Montes. "Pero no es así, simplemente teníamos unos alumnos más motivados. Pero ahora, al dividirlos y repartirlos por las clases, ese interés se reducirá y, a la larga, el rendimiento empeorará. Al final, el bilingüismo va a quedar como una optatividad".

Frente a este punto de vista, Salvador Muñoz, jefe de Ordenación Educativa en Málaga, argumenta que la Consejería de Educación ha optado por aplicar la fórmula de los grupos flexibles en los centros bilingües "porque una clase es un universo de diversidad de alumnado y de niveles y no resulta adecuado que los buenos estén en un lado y los malos en otro, porque es cierto que los bilingües tienen mejores notas".

Muñoz indica que juntar a los niños de las líneas de idiomas con los que siguen el currículo convencional implica "crear mejores grupos y redistribuir los recursos de una forma más adecuada. Así se garantiza que no haya discriminación".

Para el profesorado de la sección de francés del Cánovas del Castillo esta opción, en cambio, significa "igualar por abajo. Bajar el nivel de todos".

El Cánovas del Castillo tiene introducido el programa bilingüe en francés tanto en Secundaria como en Bachillerato y el año pasado incorporó el plan a los ciclos formativos.

Los estudiantes de la línea bilingüe, además de tener dos horas más de clase a la semana que el resto del alumnado, en la ESO reciben en francés las clases de matemáticas y ciencias sociales y en el Bachillerato las de filosofía e historia.

Las clases de los diferentes cursos de secundaria tienen entre 15 y 20 alumnos, cifra que cae de forma vertiginosa en el Bachillerato, que actualmente cuenta con siete alumnos en primero, de ellos dos procedentes del Liceo francés, y cuatro en segundo. Este descenso del alumnado obedece, según el profesorado del centro, a que algunos chicos abandonan los estudios una vez concluida la formación obligatoria y otros optan por modalidades de Bachillerato que en este momento no están disponibles en el plan bilingüe.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios