Elaborarán un mapa de los centros sanitarios conflictivos de la provincia

  • El SAS, el Colegio de Médicos y las fuerzas de seguridad crearán una base única de datos de agresiones

Reunión en el Colegio de Médicos esta mañana. Reunión en el Colegio de Médicos esta mañana.

Reunión en el Colegio de Médicos esta mañana.

Elaborar una base de datos real de los médicos agredidos en la provincia, crear un mapa de los centros sanitarios conflictivos para poner en marcha medidas preventivas frente a estos ataques, impulsar una reforma legislativa para que también se tipifique como delito las agresiones a los profesionales de la sanidad privada y aumentar la coordinación entre los distintos agentes implicados en la lucha contra esta problemática.

Esas fueron algunas de metas trazadas en la mesa de trabajo celebrada esta mañana en el Colegio de Médicos y que contó con la participación de esta institución, la Fiscalía de Málaga, la Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local, Sindicato Médico, así como con facultativos de Urgencias de los hospitales públicos de la capital.

Un total de 45 médicos han sido agredidos en lo que va de año. Y las organizaciones profesionales y sindicales que los agrupan sostienen que apenas son “la punta del iceberg” ya que la mayoría de los facultativos que sufren amenazas o insultos no los denuncian.

El presidente de la entidad colegial, Juan José Sánchez Luque, ha hecho un llamamiento a la colaboración y la coordinación de todos los participantes en la mesa de trabajo al advertir que en la lucha contra las agresiones “tenemos que ir de la mano y encontrar soluciones”. Por su parte, el vicepresidente primero, José Antonio Ortega, ha añadido:“Queremos crear un mapa de riesgos y, sobre todo, declarar la tolerancia cero a las agresiones a médicos”.

El objetivo es que este mapa permita identificar los puntos conflictivos para definir posteriormente medidas de prevención y formación, “no sólo para los sanitarios sino también para los ciudadanos”.

Los participantes en el encuentro –celebrado a instancias del Colegio de Médicos– también se han planteado la necesidad de poner en marcha una base única y real de datos de las agresiones, ya que en la actualidad el Servicio Andaluz de Salud, las fuerzas de seguridad y la institución colegial manejan diferentes cifras.

El subdelegado, Miguel Briones, ha destacado la recién creada figura del interlocutor territorial sanitario que tendrán las fuerzas de seguridad y que pretende ser un canal directo, fluido y eficaz de coordinación entre los distintos agentes que intervienen cuando se produce una agresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios