Elevan la petición de cárcel por querer matar a su exmujer

  • El acusado le asestó seis puñaladas y la roció con gasolina

La Fiscalía de Málaga ha elevado la petición de cárcel para un hombre acusado de querer matar a su exmujer con seis puñaladas y rociarla con gasolina. Así, para el delito de asesinato en grado de tentativa, el fiscal ha elevado de 15 a 19 años y medio de prisión, aunque también le acusa de delitos de amenazas y quebrantamiento de condena, por lo que solicita en total 24 años y medio de prisión. Los hechos sucedieron en marzo de 2010 en Benalmádena. Según la acusación pública, el acusado fue al establecimiento hotelero donde trabajaba su expareja "sabiendo que iniciaba su jornada laboral a dicha hora" y supuestamente "la esperó en el parking del hotel" con una mochila en la que llevaba un cuchillo, una piedra y dos botellas de gasolina.

Sostiene que la "abordó por detrás de forma sorpresiva, golpeándola por diversas partes del cuerpo y cogiéndola por los pelos" y, posteriormente, le que "propinó seis puñaladas, con intención de matarla". Tras esto, sacó una botella de gasolina y "la roció con ella para prenderle fuego y asegurar su muerte", lo que no llegó a hacer, ya que acudieron varias personas del hotel. Cuando fue detenido, el acusado, que había sido denunciado días antes de los hechos por amenazas y por incumplimiento de condena de alejamiento, dijo que llevaba "ocho meses preparando cómo matarla". El hombre padece trastorno bipolar, según varios peritos psiquiatras que han declarado en el juicio, celebrado en la Sección Octava de la Audiencia en varias sesiones. En la sesión de este viernes, la última prevista, el representante del ministerio público ha argumentado esta modificación en que el Código Penal recoge que se podrá solicitar una pena superior cuando en el delito de asesinato se den determinadas circunstancias, lo que ocurriría en este caso. Además, le acusa de delitos de amenazas y quebrantamiento de condena.

La acusación particular, en representación de la víctima, ha modificado en el mismo sentido que el fiscal. Para la defensa se trata de un delito de homicidio en grado de tentativa, por el que solicita penas de entre cuatro y seis años de prisión, según estime la Sala que se debe aplicar una eximente o una atenuante por alteración mental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios