Elías Bendodo aspira a presidir el PP de Málaga tras la retirada de Ramírez

  • El senador popular ha pedido a Bendodo que sea el candidato y a los afiliados "un cheque en blanco de confianza" para que ahora lo respalden

Comentarios 1

El secretario general del PP de Málaga y concejal de la capital, Elías Bendodo, aspirará a la presidencia provincial del partido al retirarse en el último momento el senador Joaquín Ramírez, que hasta ahora había anunciado que se presentaba a la reelección.

Arropado por un numeroso grupo de cargos públicos y orgánicos populares, Ramírez -que había recibido 1.650 firmas que le apoyaban como candidato- ha negado en una conferencia de prensa que haya influido la dirección regional para su renuncia y ha afirmado que la decisión, anunciada el día que acaba el plazo de presentación, ha sido sólo suya.  Ha asegurado que ha contado con el apoyo de la dirección regional "siempre, y ahora especialmente", aunque ha destacado que "siempre" prefirió "el apoyo de abajo al de arriba", ya que "el cuantitativo significa democracia, persona a persona".

Bendodo, que será el único candidato en el congreso provincial de los próximos 22 y 23 de noviembre, fue designado en julio del pasado año "número dos" del PP malagueño al dejar el puesto el alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado, y es también portavoz adjunto del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Málaga y concejal de Turismo y Deportes, delegaciones a las que sumó Juventud el pasado junio.

Joaquín Ramírez -que ocupa la presidencia del PP malagueño desde 2000, cuando fue elegido por la junta directiva al dimitir su antecesor, Manuel Atencia- había anunciado hasta ahora que aspiraba a revalidar su cargo, especialmente tras los favorables resultados de los últimos comicios autonómicos y generales, aunque hoy ha anunciado sorpresivamente un "cambio de etapa".

Seguirá en su puesto hasta el congreso provincial y hoy ha entregado física y simbólicamente, entre aplausos de sus compañeros de partido, a Elías Bendodo las rúbricas de los militantes que le apoyaban para seguir como presidente.

Ramírez ha pedido a Bendodo que sea el candidato y a los afiliados "un cheque en blanco de confianza" para que ahora le respalden.

Joaquín Ramírez, que seguirá de senador, no considera que el PP fracasara con la Diputación de Málaga, a la que él fue candidato a presidirla en dos ocasiones sin conseguirlo, y menos que él fuera el responsable, tras afirmar que ese organismo "se gana pueblo a pueblo, ya que nadie vota directamente al candidato".

Ha dicho de Bendodo que "representa la continuidad pese a su juventud" y que tiene un "aplomo y solidez impropios de su edad", al tiempo que ha afirmado que deja "un equipo de primera categoría".

Ha destacado que desde 1993 en que llegó a la secretaría provincial con Atencia de presidente, el partido ha pasado de más de 7.000 afiliados a los 28.500 actuales y ha recordado el resultado electoral "histórico" para los populares en 1994 en Málaga con la primera victoria del centroderecha, previa a la consecución de la Alcaldía de la capital un año después.

Ha calificado su etapa como un camino de continuidad con "más aciertos que errores" y ha dicho que se va "en un momento muy dulce", tras haber sido Málaga la provincia donde el PP más creció en las últimas elecciones.

Elías Bendodo ha señalado que rechazó inicialmente la propuesta de Ramírez para que le sucediera, pero por lealtad acepta el reto, aunque no ha decidido quién ocupará el puesto de secretario general si sale finalmente elegido y no se ha pronunciado si, en ese caso, continuará con sus responsabilidades municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios