Emasa solo ve posible un canon para pagar las obras necesarias

  • El alcalde insiste en que es la única vía y asegura que la repercusión sobre el recibdio será "reducida"

Instalaciones de la planta potabilizadora de El Atabal de Málaga capital. Instalaciones de la planta potabilizadora de El Atabal de Málaga capital.

Instalaciones de la planta potabilizadora de El Atabal de Málaga capital.

O canon o canon. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, fue ayer contundente a la hora de señalar que el único camino posible para que la ciudad afronte la ejecución de un amplio listado de obras hidráulicas a lo largo de las próximas décadas pasa inexorablemente por la creación de un canon específico en el recibo que todos los malagueños pagan por el agua que consumen. "No queda otra salida para financiar esas obras que con el canon", vino a sostener el regidor, quien informó que la reunión de la mesa técnica en la que se abordará este asunto se reunirá el próximo miércoles, en plena Feria de Agosto.

El punto del que parte el Ayuntamiento para poner sobre la mesa este abono añadido, cuya cuantía aún debe ser concretado, es el de las directivas europeas que desde hace años vienen señalando la necesidad de este tipo de infraestructuras han de ser pagadas vía recibo. Días atrás el mandatario local ya rechazó la posibilidad de sufragar estas intervenciones (un total de 136 según el trabajo técnico realizado por Emasa, valorado en 130 millones de euros) por otras vías, caso de inversiones financieramente sostenibles.

De la Torre indicó que en la reunión de la próxima semana será el gerente de la sociedad municipal la que explique a los colectivos que componen la mesa las razones del planteamiento actual. Asimismo, a modo de argumento a favor, subrayó la intención del Consistorio de que todas las obras sean conocidas por los vecinos con antelación y que las mismas se puedan ejecutar antes. Un proceso que, a su juicio, permitirá a los consumidores saber con exactitud que el dinero que pagan en concepto de canon se emplea en lo previsto.

Un 'modus operandi' que puso en contraste con lo que viene ocurriendo en los últimos años con el canon de saneamiento impuesto por la Junta de Andalucía en la factura del agua. "La imagen del canon es negativa porque quien lo puso por primera vez en marcha, que fue la Junta, no ha hecho una sola obra con ese canon", expuso.

El alcalde indicó que la intención es que la repercusión económica del canon ser "reducida, para que no sea un problema para nadie", al tiempo que indicó que en el supuesto de que haya consumidores que no puedan asumir el pago del mismo, estos contarán con la colaboración y ayuda de Emasa. "Se hará con una gradualidad máxima y con cantidades muy reducidas", indicó, recordando la existencia de "una especie de partida para la tarifa social del agua".

De inicio, la posición de todos los grupos municipales, a excepción del PP, es contraria a este canon. Incluido Ciudadanos, socio de investidura del PP, con quien De la Torre dijo aún no ha podido conversar. La mesa técnica de la semana próxima tendrá una finalidad exclusivamente informativa, dado que la decisión última para la aprobación del canon será del Consejo de Administración de Emasa, del Pleno municipal y de la Junta de Andalucía, que tendría que ratificar la propuesta. La mesa están integrada, además de por los grupos municipales, por colectivos de usuarios y consumidores como UCE, Al Andalus y FACUA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios